El duro comentario de Eduardo Feinmann sobre Alberto Fernández: “Está enamorado de su secuestradora”

·1  min de lectura
"Cristina Fernández de Kirchner lo secuestró en 2018, cuando volvieron a acercarse, y a partir de ese momento quedó preso de la voluntad de la ‘señora’, solo por el hecho de acercarse otra vez al poder", dijo Eduardo Feinmann
"Cristina Fernández de Kirchner lo secuestró en 2018, cuando volvieron a acercarse, y a partir de ese momento quedó preso de la voluntad de la ‘señora’, solo por el hecho de acercarse otra vez al poder", dijo Eduardo Feinmann

Este fin de semana, el presidente Alberto Fernández criticó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación al decir que “es un tribunal muy poco calificado socialmente”. Ante eso, el periodista Eduardo Feinmann realizó un análisis y aseguró que el mandatario “sufre del Síndrome de Estocolmo: está enamorado de su secuestradora, que es Cristina Fernández de Kirchner”.

Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, se diferenció del presidente diciendo que ‘no podemos hablar livianamente de juicio político a los jueces de la Corte porque es uno de los poderes del Estado’. ¡Muy bien! Así se habla, y así debería hablar el presidente de la República, ¿no es cierto?”, dijo Feinmann en Alguien tiene que decirlo (Rivadavia).

Diego Peretti denunció que fue engañado por un gestor inmobiliario: “Se borró”

En ese sentido, Guadalupe Vázquez, columnista de política del programa, sostuvo que “el Presidente no tendría ni que hablar de la Corte Suprema, porque para eso está la independencia de poderes”.

“Yo creo, a esta altura de la vida, que Alberto Fernández sufre del Síndrome de Estocolmo, está enamorado de su secuestradora, que es Cristina Fernández de Kirchner. Ella lo secuestró en 2018, cuando volvieron a acercarse, y a partir de ese momento quedó preso de la voluntad de la ‘señora’, solo por el hecho de acercarse otra vez al poder”, consideró Feinmann.

"No te pido que te pegues un tiro", la frase de Diego Díaz que generó repudio

“Ella le dio el mayor regalo que jamás habría imaginado, que es ser Presidente de la Nación. Él no se lo imaginaba, operaba para otros, nunca construyó poder. Alberto Fernández es un operador”, agregó Vázquez.

“El sigue ejerciendo el mismo rol, sigue siendo el operador político de la vicepresidenta de la República”, concluyó Feinmann.