Duración promedio de juegos de los playoffs cayó a 3 horas y 1 minuto en las Grandes Ligas

Marcus Semien, de los Rangers de Texas, levanta el trofeo de la Serie Mundial, tras el triunfo sobre los Diamondbacks de Arizona, el miércoles 1 de noviembre de 2023 (AP Foto/Gregory Bull)

NUEVA YORK (AP) — Si alguien cree que la Serie Mundial pasó muy rápido, tiene razón.

Los juegos a nueve entradas promediaron tres horas y un minuto, la menor duración desde 1996, según Elias Sports Bureau. La primera postemporada con el funcionamiento del reloj de pitcheo incluyó también límites de cambios defensivos y bases más grandes.

Esto último llevó a más bases robadas y al parecer también contribuyó a promedios de bateo más altos.

“Por lo que he escuchado de la gente que presta atención a nuestros juegos, realmente es más interactivo y el reloj de lanzamiento es bueno para el béisbol”, aseguró el primera bae Nathaniel Lowe, campeón de la Serie Mundial con Texas.

Los encuentros a nueve entradas promediaron 3:02 horas en los playoffs, una reducción respecto de las 3:23 horas registradas el año pasado y las 3:37 en el 2021, la última temporada antes del dispositivo PitchCom. Estos promedios fueron similares a la campaña regular, en la que se registró un promedio de 2:40 horas, el menor desde 1985.

Sólo un duelo de los playoffs superó las cuatro horas, cuando los Rangers vencieron a Arizona en 11 entradas en el primer encuentro de la Serie Mundial. Seis de los 40 juegos de postemporada superaron las 4 horas en el 2022.

Tres partidos de la Serie Mundial terminaron en menos de tres horas.

Pero este ritmo más veloz no ayudó a los niveles de audiencia televisiva. La Serie Mundial promedió 9,11 millones de televidentes, el Clásico de Otoño menos visto en la historia de la televisión.

La MLB puso el reloj de lanzamiento en 15 segundos con las bases vacías y 20 con corredor embasado. Sólo se registraron siete infracciones al reloj de lanzamiento en la postemporada, un promedio de una cada seis duelos y ninguna en la Serie Mundial.

El comisionado Rob Manfred rechazó las peticiones de los peloteros, de extender el reloj en la postemporada.

“Creo que tomamos la decisión correcta”, advirtió Manfred. “El concepto, que fue de los dueños más que de otra persona, de jugar en la forma en la que lo hicimos este año es realmente importante. Y agradezco que no tuviera ningún impacto en los resultados”.

Los corredores por partido pasaron a 8,2, respecto de los 7,3 del año pasado y el promedio de bateo se situó en .241 durante los playoffs, en vez de .211 en el 2022. Las bases robadas se incrementaron de 0,9 a 1,4 por partido y de 1,1 a 1,6 intentos. El porcentaje de éxito aumentó de 77,3 a 85,1%.

Manfred aclaró que no hay intención de cambiar las reglas para el 2024. Quiere dar al menos otro año antes de considerar más innovaciones.

“Me gusta el ritmo de juego ahora”, indicó el mánager de los Rangers Bruce Bochy. “No creo que vaya demasiado rápido”.