La FARC culmina la peregrinación por la paz con una "alentadora" reunión con Duque

Agencia EFE
·4  min de lectura

Bogotá, 6 nov (EFE).- Los excombatientes de las FARC culminaron este viernes su peregrinación "Por la paz y por la vida", en rechazo a la violencia que se ha cobrado la vida de 237 de ellos desde que se firmó el acuerdo de paz en 2016, con una reunión con el presidente colombiano, Iván Duque, que calificaron de "alentadora".

"Esto lo interpretamos como un gran acto de implementación de las medidas contra la estigmatización (...) Hoy tuvimos ese diálogo abierto con el presidente, ese es el principal acto que caracterizó este encuentro", expresó el delegado del partido FARC ante el Consejo Nacional de Reincorporación (CNR), Pastor Alape, tras la reunión.

Duque recibió en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, a una decena de excombatientes que lideran los procesos de reincorporación y que le manifestaron al mandatario sus inquietudes sobre cómo va su reincorporación y la implementación del acuerdo de paz.

"De una manera gallarda hicieron reconocimiento de los avances que ha habido en todos los temas y acordamos que es relevante enfatizar algunos, particularmente el tema de tierras para vivienda y proyectos productivos, el tema de seguridad y el tema de no violencia", dijo a Efe el consejero presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila.

SEGURIDAD Y PEREGRINACIÓN

Centenares de excombatientes de las FARC llegaron a Bogotá la semana pasada para exigir al Gobierno más protección luego del asesinato, el pasado 16 de octubre en Mesetas, en el departamento del Meta (centro), de Juan de Jesús Monroy, un desmovilizado que lideró la reincorporación en esa región, y de su escolta, Luis Alexander Largo.

Los exguerrilleros, que también solicitaban una reunión con Duque y se manifestaron varios días en la Plaza de Bolívar de Bogotá, procedían de los 24 antiguos Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) ubicados en diferentes partes del país, a donde comenzaron a regresar el miércoles.

La vocera de la peregrinación, Laura Vega, dijo en una declaración con Archila que los excombatientes saludan este "importante espacio" para "fortalecer las medidas contra la estigmatización".

Resaltó además que se acordó "acelerar todo el proceso de reincorporación integral, en todos sus componentes, en lo que compete a tierra, proyectos productivos, vivienda, lo social, etcétera".

En el tema específico de seguridad, el más preocupante para los excombatientes, Vega manifestó que pactaron reunión de los líderes de la reincorporación con el Ministerio del Interior y la Unidad Nacional de Protección (UNP) para "hacer un análisis" sobre lo que está ocurriendo.

"Ya sabemos que lo que suscitó esta peregrinación fue precisamente la preocupación por los 237 firmantes del acuerdo que han sido asesinados", expresó.

Al respecto Archila dijo a Efe que les explicó a los excombatientes "la cantidad de medidas" que tienen "tanto adentro como afuera de los Antiguos Espacios Territoriales".

"Estuvimos de acuerdo en que en la medida en que podamos ir a los territorios y conocer las particularidades de esos territorios muy seguramente esas medidas se van a mejorar, a robustecer, a sofisticar", expresó y agregó que se fortalecerá la UNP.

Archila explicó también que actualmente hay "alrededor de 220 esquemas que cubren a más de 350 excombatientes" y que los desmovilizados son unos 13.000.

LA SITUACIÓN DE LOS EXCOMBATIENTES

Según el último informe del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ante el Consejo de Seguridad sobre la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, "la violencia incesante contra excombatientes sigue afectando la consolidación de la paz".

El documento, presentado el pasado 2 de octubre, detalló que en lo que va corrido de 2020 han sido asesinados 50 exguerrilleros de las FARC, dos de ellos mujeres.

"En 2020, el 30 % de los asesinatos se han cometido cerca de las nuevas áreas de reincorporación, que en su mayoría están situadas en regiones rurales aisladas", señaló Naciones Unidas.

El Informe resaltó que, en respuesta a estos ataques, "en julio la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) ordenó a varias instituciones estatales tomar medidas de protección para exmiembros de las FARC".

Antes de la reunión con Duque, el exjefe guerrillero Rodrigo Granda explicó a Efe que el objetivo de todo esto es ver cómo pueden "entre todos parar este baño de sangre que recorre el país".

"Hubo que realizar este extraordinario acto de peregrinación, de gente de todo el país reunida en la Plaza de Bolívar, para que por fin el señor presidente entienda que un buen gobernante debe escuchar a quienes tenemos justos reclamos, quienes estamos trabajando por la paz, la reconciliación y por la construcción de un mejor país para todos", apostilló.

(c) Agencia EFE