Duque anuncia cambios en la policía colombiana, líderes de la protesta suspenden diálogo con el Gobierno

·4  min de lectura

Por Luis Jaime Acosta

BOGOTÁ, 6 jun (Reuters) - El Gobierno de Colombia pedirá al Congreso aprobar una formación más estricta en derechos humanos de los policías y aumentar la supervisión a los uniformados, anunció el domingo el presidente Iván Duque, en medio de acusaciones de violencia a las fuerzas de seguridad durante las protestas antigubernamentales.

Un Comité Nacional de Paro, conformado por sindicatos, grupos de estudiantes y otras organizaciones sociales, suspendió unilateralmente el diálogo con el Gobierno para lograr un acuerdo que permita levantar las protestas, con el argumento de que los representantes de Duque se negaron a firmar un preacuerdo de finales de mayo.

Las negociaciones, que incluían una renta básica para las familias más pobres, mejoras en educación y salud, empleo para los jóvenes y el fin de la violencia policial, permanecieron estancadas en los últimos días pese a un preacuerdo sobre garantías para la protesta.

Los líderes de la protesta acusaron al Gobierno de dilatar la firma del preacuerdo de garantías y decidieron suspender la negociación, pero la contraparte respondió que se trató de un borrador que nunca se pensó para ser firmado.

La Fiscalía General sostiene que 20 muertes están vinculadas directamente con las manifestaciones de más de un mes contra las políticas económicas y sociales del Gobierno, pero grupos de derechos humanos denuncian que la cifra es muy superior y acusan de asesinatos a efectivos de la Policía Nacional.

El uso excesivo de la fuerza durante las protestas provocó condenas internacionales de las Naciones Unidas, la Unión Europea, y al menos tres integrantes de la policía enfrentan cargos de asesinato.

El Gobierno pedirá al Congreso aprobar la creación de una dirección de derechos humanos en la policía, que solicitará la asistencia técnica necesaria a organismos internacionales, dijo Duque durante una ceremonia de ascensos de oficiales de la policía.

Además, el Ministerio de Defensa expedirá un decreto para modernizar la estructura de la Policía Nacional con el propósito de fortalecer la política de defensa y protección de los derechos humanos, y se aprobará un nuevo estatuto disciplinario que actualizará las faltas y priorizará las investigaciones por violaciones.

USO LEGITIMO DE LA FUERZA

El Gobierno también propondrá en un proyecto de ley establecer criterios de uso legítimo de la fuerza mediante la implementación de estándares profesionales, y regular el uso y la venta de armas menos letales, aseguró Duque.

El Gobierno dice que la policía no ha utilizado armas de fuego en sus intervenciones para controlar los saqueos y disturbios durante las protestas, sino armas no letales.

Pero grupos de derechos humanos como Human Rights Watch aseguran que el mal uso de armas no letales puede provocar muertes.

Los manifestantes exigen la disolución del temido Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) y el traslado de la policía fuera de la competencia del Ministerio de Defensa.

Ambas propuestas fueron rechazadas repetidamente por el Gobierno, pero Duque dijo el domingo que buscará la asesoría de expertos internacionales sobre las mejores prácticas para el ESMAD.

El nombre del Ministerio de Defensa se cambiará formalmente por el de Ministerio de Defensa Nacional y Seguridad Ciudadana.

Los nuevos uniformes de la policía incorporarán cámaras corporales para grabar las interacciones de los uniformados con los ciudadanos y llevarán códigos QR identificativos con los nombres y los rangos más visibles.

El Gobierno exige al Comité Nacional de Paro condenar los bloqueos de las carreteras que han provocado alzas y escasez de alimentos y combustibles en todo el país, además de la suspensión del transporte de los principales productos de exportación, como el petróleo, el carbón y el café.

"Hoy, el Comité ha decidido suspender unilateralmente la interlocución en la mesa de diálogo", dijo un comunicado del equipo de negociación del Gobierno en el que aseguró que mantiene su disposición de tratar los temas y llegar a un acuerdo sobre garantías para la protesta.

"El Comité Nacional del Paro ha dejado al país en mora de soluciones y, sin haber condenado los bloqueos", aseguró el Gobierno al asegurar que el anuncio de Duque de promover cambios en la policía es un ejemplo del compromiso para garantizar la protesta.

Por su parte el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Francisco Maltés, integrante del Comité Nacional de Paro, replicó diciendo que "la pregunta debe ser cuándo el Gobierno firma el preacuerdo para iniciar la negociación del pliego de emergencia", al tiempo que culpó a Duque de la situación.

(Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado por Javier López de Lérida)