"Dune" sacude la Mostra veneciana: ha nacido una saga

Venecia (Italia), 3 sep (EFE).- No es fácil adaptar un clásico de la ciencia ficción como "Dune", obra maldita para otros en el pasado, pero Denis Villeneuve se ha atrevido y lo ha estrenado hoy en Venecia entre aplausos y una enorme expectación y con la promesa de que solo es "el inicio de un viaje extraordinario".

El realizador canadiense ha acometido el desafío de retratar el universo de "Dune", sus luchas interplanetarias de ecos vigentes, y ha creado una historia trepidante fiel a su minucioso estilo visual que aterrizó este viernes fuera de concurso en la Mostra.

Se trataba de la película más esperada en el festival: su estreno creó largas colas y quienes lograron una entrada tuvieron que precintar antes sus teléfonos móviles, una medida impuesta por la productora, Warner, para evitar eventuales casos de piratería.

LA ADAPTACIÓN DE UN CLÁSICO

Villeneuve, autor de otras películas de ciencia ficción como "La llegada" ("Arrival", 2016) o "Blade Runner 2049" (2017), quedó prendado en su infancia de esta historia escrita por Frank Herbert en 1965: "Me conmovió desde el principio", apuntó en la rueda de prensa.

"Creo que cuando lo leí de pequeño me impactó este viaje en busca de la identidad, que pasa a través de otras culturas, la relación con la naturaleza, su sentimiento de melancolía, la bellísima sensación de aislamiento del personaje y su herencia", explicó.

Ambientada más allá del 10.000, "Dune" es la epopeya de Paul Atreides (Timothée Chalamet), el joven hijo del duque Leto (Oscar Isaac) y la sacerdotisa Lady Jessica (Rebecca Ferguson) que acaba arrastrado a una encarnizada lucha de poder intergaláctica.

Paul tendrá ante sí un desafío definitivo: vencer sus miedos y combatir a unas fuerzas oscuras de ese universo que le han llevado a Arrakis, un árido planeta habitado por la tribu Fremen, liderada por Stilgar (Javier Bardem) y Chani (Zendaya).

Ahí, la humanidad combate por el control de una materia preciada y escasa, "la especia", mientras trata de sobrevivir a una naturaleza hostil de desiertos inhóspitos, abrasados por el sol y por la escasez del agua.

UNA ADVERTENCIA VIGENTE

"Dune" esconde en realidad una advertencia muy acorde a los tiempos que corren, la de la emergencia climática, pero también de los peligros que entrañan el fundamentalismo político y religioso o el colonialismo de otros "mundos".

"Cuando Herbert escribió 'Dune' en los años sesenta estaba haciendo un retrato del siglo XX que en realidad se convirtió en una predicción de lo que ocurriría en el XXI", explicó el realizador, que llamó a tomar medidas para la supervivencia del planeta.

Una petición a la que se sumó Bardem, conocido activista por el medioambiente y que reclamó a gobiernos y corporaciones "pasos adelante" para preservar nuestro hábitat y cambiar hábitos.

EL RETO DE UNA OBRA MALDITA:

El principal reto para la realización de la cinta ha sido hacerla comprensible para el público, hallar "un equilibrio" entre la riqueza de detalles del libro y trasladarlos a la gran pantalla de "la forma más cinematográfica posible", subrayó Villeneuve.

No era una tarea sencilla tratándose de una obra casi maldita. El primero en intentarlo fue Alejandro Jodorowsky, pero el proyecto nunca llegó a realizarse.

Posteriormente el productor italiano Dino De Laurentiis quiso encargar su rodaje a Ridley Scott, pero este declinó la oferta tras la muerte de su hermano, y luego se puso con "Blade Runner" (1982).

Después acudió a David Lynch, cautivado por su "El hombre elefante" ("Elephant man", 1980). Este aceptó rodar "Dune" pero el resultado, con Sting en el reparto, no gustó a nadie y aún hoy el icónico director estadounidense sigue considerándolo su "mayor fracaso".

Chalamet, la estrella del día en Venecia, reconoció que a la hora de preparar su personaje Villeneuve le pidió que hiciera una "versión suya propia" ignorando todo lo que se había hecho antes: "He seguido ese consejo", aseguró el actor.

EL NACIMIENTO DE UNA SAGA

En los tiempos que corren, de series de presupuestos millonarios y de historias espaciales míticas, "Dune", dotada de impresionantes efectos especiales y tecnológicos, tiene todos los ingredientes para convertirse en una saga.

De hecho la película se limita a narrar solo los albores de esta odisea en el espacio, prometiendo ya en su subtítulo que solo es "el inicio de un viaje extraordinario".

Sin embargo, como es natural, todo dependerá de la taquilla. El director dijo que no depende de él hacer balances en "estos tiempos difíciles para todos" pero que por el momento se siente "orgulloso" del resultado.

"Si el público se encuentra bien, se ve seguro, les animo a ver esta película en el cine, porque ha sido pensada soñada, diseñada, hecha, rodada y pensada para ser vista en las salas porque es una experiencia física", animó el realizador.

"Veremos cómo va", auguró, con un aire de esperanza.

Por Gonzalo Sánchez

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.