La Duma rusa aprueba una reforma para llamar a filas a los condenados por delitos graves

Sergei Savostyanov/AP

La Duma del Estado de Rusia, la Cámara Baja del Parlamento, ha culminado este jueves la aprobación de una reforma que elimina la prohibición de convocar a las Fuerzas Armadas a aquellos ciudadanos condenados por delitos graves, entre ellos el terrorismo o la traición a la patria.

La medida, avalada este jueves en tercera lectura, permitirá la movilización también de personas condenadas por espionaje o por secuestro, aunque se mantienen la prohibición para otros delitos, como los abusos de menores, según la agencia de noticias Interfax.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó en septiembre por decreto una movilización parcial para reforzar la capacidad de las Fuerzas Armadas en plena guerra en Ucrania. El Gobierno, que ponía el foco en los reservistas, aspiraba a reclutar a unas 300.000 personas.

Varios medios independientes rusos han denunciado que el reclutamiento forzoso se ha extendido incluso a las cárceles, donde habría puesto el foco también el Grupo Wagner, una red de mercenarios afines al Kremlin que participa también en el conflicto ucraniano.

Putin afirmó hace dos semanas que habría el final inminente de la movilización, aunque oficialmente éste no se ha producido. Sí se habrían alcanzado las cuotas fijadas en zonas como Moscú, que dio por concluido el proceso hace diez días con el cierre de las oficinas habilitadas.