“Dulce o truco”: los consejos de los expertos para que los más chicos celebren Halloween de manera segura

·4  min de lectura
Por la situación epidemiológica, el año pasado el festejo se suspendió
Por la situación epidemiológica, el año pasado el festejo se suspendió

El domingo próximo, con la celebración de Halloween, los más chicos volverán a inundar las calles de los barrios para recorrer las casas al grito de “truco o dulce”. El año pasado con una situación epidemiológica complicada, esta tradición anglosajona que desde hace un tiempo incorporó la Argentina se suspendió. Sin embargo, ahora con la mayor apertura de actividades, y con casi el 57% de la población vacunada en todo el país, ya se preparan las recorridas de los chicos puerta a puerta, e incluso, las salidas a los boliches de los más jóvenes.

Jockey Club: se eligieron nuevas autoridades en la institución fundada en 1882

Ante este panorama y con una fuerte preocupación de los padres por posible contagios, LA NACIÓN consultó a infectólogos sobre cómo proteger a los más pequeños y a los adolescentes del Covid-19. Los especialistas recomendaron tres medidas claves:

1. Mantener la distancia social

“Cualquier relación social que involucre a los niños debe seguir las medidas preventivas que se establecieron con el protocolo escolar”, afirmó Ricardo Teijeiro, infectólogo del Hospital Pirovano y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI). Si el encuentro es al aire libre, el experto insistió en que mantener la distancia social sería suficiente, dado que “en este momento la circulación viral existente es baja y con las medidas protocolares básicas alcanzaría. Pero siempre con tapabocas”.

En tanto, su colega Lautaro de Vedia, del Hospital Muñiz y expresidente de la SADI, apuntó: “Afortunadamente, en la actualidad hay un bajo número de casos, porque cada vez hay más gente vacunada. Pero no hay que descuidarse. En la medida de lo posible hay que celebrar estos festejos al aire libre y, sobre todo, mantener la distancia social”.

2. Uso de tapabocas

Los expertos insistieron en que el uso del barbijo es totalmente necesario, ya que la utilización de las máscaras que acompañan los disfraces no eximen del contagio. “Es indispensable”, afirmó Elena Obieta, infectóloga y jefa del servicio de Enfermedades Transmisibles y Emergentes de la Municipalidad de San Isidro.

Enseñar en la emergencia: Tres escuelas de Córdoba, Misiones y Buenos Aires ganaron un premio por su innovación

“El barbijo es más difícil que se mantenga cuando los chicos están corriendo de un lado para otro”, subrayó De Vedia, y enfatizó: “En general, van disfrazados y hay menor transmisión aérea, pero hay que agregar el tapabocas al traje”.

3. Higienizar las manos constantemente

“Llevar consigo el alcohol en gel para higienizarse continuamente las manos y no tocarse la cara sin hacerlo”, señaló Teijeiro como otra de las principales medidas para prevenir los contagios en esta fecha, que incita los niños a jugar y a intercambiarse caramelos y golosinas. “Es importante lo del alcohol, porque el intercambio va por las manos, no por los alimentos”, completó.

Obieta, en la misma línea, señaló en que “no habría problema” con esta práctica de los chicos de ir pidiendo caramelos puerta a puerta y en que “es un buen momento para aprovechar e insistir con la vacunación” de todos los argentinos.

Misiones: un escándalo en un colegio tradicional crece y tiene en vilo a Posadas

La noche

Con telarañas y calabazas a modo de decoración, los boliches más concurridos de la Capital ya tienen casi agotadas sus reservas para este fin de semana. El único requisito es que no falte el disfraz. “Además, del cumplimiento de todos los protocolos sanitarios que llevamos asumiendo hace más de año y medio”, sentenció Gastón Lanata, del sitio web de salidas nocturnas Argiesment, que engloba a 40 establecimientos.

“Este año se triplicaron las consultas, seguramente porque en 2020 no se pudo celebrar”, dijo. Y agregó que los establecimientos deberán cumplir con las limitaciones de aforo.

Es el caso de la discoteca Ink, ubicada en el barrio de Palermo: “Nuestro aforo del 50% abarca hasta 150 personas y separamos burbujas de entre seis y ocho. Exigimos que, al desplazarse de la mesa, todos se pongan el barbijo, incluso debajo del disfraz”, señalaron voceros del establecimiento, que hoy tenía el 70% de la capacidad permitida ya reservada.

Teijeiro advirtió que los boliches “son un riesgo asumido”. “El distanciamiento social no existe en las discotecas. Tampoco hay gran circulación del aire y no se controla que rija el protocolo. Sí vale mucho que estén todos vacunados, porque la inoculación previene una forma de enfermedad moderada grave, que es fundamental”, destacó.

Obieta insistió en que lo más recomendado es que los encuentros sean al aire libre y que es fundamental que no se compartan los vasos a la hora de consumir.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.