Dulce María y Bibi P. Luche, los romances más famosos de Memo Ochoa

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 22 (EL UNIVERSAL).- Este martes, Guillermo Ochoa se convirtió en héroe nacional tras su impecable desempeño en el debut de México en el Mundial de Qatar 2022 ante Polonia (0-0).

El arquero libró al conjunto tricolor de la derrota luego de atajar el penal que Lewandowski, capitán de la selección de Polonia, tiró hacía la portería azteca. Pero sus grandes jugadas no son lo único que han hecho que Paco Memo sea un jugador destacado, también algunos de sus romances con famosas lo han puesto en medio de los reflectores.

Su noviazgo más conocido quizá sea el que mantuvo con la exRBD, Dulce María, por allá del 2005. En ese entonces, el portero del América acababa de debutar en primera división y ella era reconocida por su personaje de Roberta, en "Rebelde".

La pareja no pasó desapercibida y de un día para otro fue captada, varias veces, en distintos lugares públicos donde hacían alarde de su amor al aparecer abrazados o en medio de tiernos besos. Con el tiempo aceptaron su relación, pero sus apretadas agendas los obligaron a separarse.

Oficialmente duraron tan sólo unos meses juntos, tiempo suficiente para que el noviazgo se volviera sumamente mediático, al igual que la separación. Hace poco, la cantante se expresó sobre esta parte de su vida y aunque se guardó los motivos del truene, reveló que aún conserva algunos objetos del seleccionado nacional, como unas playeras que él mismo le regaló.

Pero la también actriz no es la única personalidad que cayó en las redes del guardameta. En 2010, antes del mundial de Sudáfrica, Paco Memo participó en la serie de comedia "La Familia P. Luche", donde interpretó al novio de Bibi, personaje de Regina Blandón.

En el capítulo los padres de la joven, interpretados por Eugenio Derbez y Consuelo Duval, desconocen la identidad de su yerno, pero obligan a Bibi a terminar con su relación. La pareja se separa y es justo en ese momento que ella les revela a todos que salía con Ochoa, portero de la selección. Tanto los padres como sus hermanos se empeñan en que ellos vuelvan, pues de esa manera podrían viajar al mundial, pero los jóvenes deciden que su historia no tenía futuro y rompen definitivamente.

El romance quedó solo en la ficción, pero hasta hoy sigue siendo recordado por los fans del programa y del futbolista.