El dueño de Mercadona alza la voz contra la única España que parece existir

·2  min de lectura
VALENCIA, SPAIN - MARCH 10: The president of Mercadona, Juan Roig, is seen giving a press conference to inform about the economic data for 2019 and the forecasts for 2020 on March 10, 2020 in Valencia, Spain. (Photo by Rober Solsona/Europa Press via Getty Images)
Juan Roig, dueño de Mercadona, está cansado del centralismo. (Foto: Rober Solsona/Europa Press vía Getty Images)

Más de mil empresarios españoles se reunieron esta semana en Madrid para presionar al Gobierno sobre la ejecución de las obras del Corredor Mediterráneo, un proyecto que debería estar terminado en 2025, pero que ven muy lejos de cumplirse. Y Juan Roig, dueño de Mercadona, ha alzado la voz para reivindicar que España no es solo Madrid.

El objetivo del proyecto es conectar Algeciras con la frontera francesa por la cuenca mediterránea, pasando por Barcelona, Valencia, Alicante y Murcia. Roig, principal impulsor de la iniciativa, no ve mejor inversión para los fondos europeos y se quejó de tanto centralismo, pero siempre con sutileza.

"Nos parece muy bien que Madrid, que es una ciudad que nos encanta, esté conectada con 22 ciudades españolas. Pero que después haya ciudades que no podamos estar unidas como Girona, Barcelona, Tarragona, Castellón, Valencia, Alicante, Murcia, Almería, Granada, Málaga y, por fin, con Algeciras, es una discriminación".

Apuntó que "el 50% que vivimos en España del Corredor Mediterráneo no estamos de acuerdo" y señaló directamente a los políticos, sin importar su ideología, aunque se entiende que más contra el PP y el PSOE, que son los que se han ido alternando España: "Lo que denunciamos no es un problema de un partido político u otro. Aquí han estado mandándonos siete presidentes del Gobierno de distintos partidos políticos y al final el Corredor Mediterráneo no está hecho".

En opinión de Roig, este desarrollo beneficiaría a todo el país. Es más, deja caer un llamamiento a la sociedad española para conseguir una mayor presión: "Si la sociedad civil española, si todos los españoles, pedimos una cosa, al final los políticos la hacen".

Finalmente, puso el foco en la ridícula tardanza, por ejemplo, de Valencia a Alicante, expresando en que con el tiempo empleado actualmente "te vas casi a Madrid y de allí vuelves a Alicante". Con el tren de alta velocidad, le distancia se reducirá a media hora de trayecto, un avance más que considerable. Incluso a nivel económico, ya que "el incremento de costes cada vez es peor" y para hacer sostenible el transporte la opción es el tren y no la carretera.

De esta forma y con un objetivo en mente, Juan Roig dejó claro que no está nada conforme con la visión centralista que prevalece en España, según la cual todo gira en torno a Madrid a nivel de comunicación y conexiones. Hay mucho margen, como expuso, para crecer desde otros ángulos y empieza a cansarse de que no se tome tan en cuenta o con la urgencia que requiere, visto el beneficio que produciría para todos los españoles.

VÍDEO | Así desmonta un nutricionista la calidad el famoso hummus de Mercadona

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.