Los duelistas del tiempo

·1  min de lectura
El mundo según Hirschman
Alfredo Sabat

Si estuvieran cara a cara el debate sería electrizante, a juzgar por la intensidad con que defienden sus convicciones. Hablan de la Corte y, en particular, de los jueces que nombró Macri. dice uno: “Hay un problema de funcionamiento muy serio. desde que Macri nombró por decreto a dos jueces, empezó a degradarse la credibilidad del tribunal”. El otro sentencia: “Macri mandó a la Corte dos jueces a los que nadie puede cuestionar su integridad moral y técnica”.

El primero advierte que “se impone revisar los mecanismos de trabajo, número de integrantes y división de tareas”. El otro alza la voz: “¡Está mal pedir más miembros! la Corte nació con cinco y debe funcionar con cinco. la ampliación y la división en salas es una fantasía que surge de una idea de Zaffaroni”. Se intuye el tufillo de una chicana cuando recuerda que “Cristina tuvo el mérito de volver la Corte a cinco miembros para que nadie juegue con el número con el fin de tener una Justicia adicta”. difícil hallar consenso del otro lado, cuando lo que se oye es el aval a una marcha para exigir “que se vayan” los cortesanos actuales.

¡Qué atrapante sería ese cuerpo a cuerpo si la física lo permitiera! Imagínense ver al Alberto Fernández de hoy cantarle las 40 al Alberto Fernández de 2016.

Mano a mano

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.