Dueños de restaurantes enfrentan a la policía en Roma

Associated Press
·2  min de lectura
Manifestantes chocan con la policía durante una protesta de dueños de restaurantes y negocios frente a la cámara baja en Roma, martes 6 de abril de 2021. Los manifestantes exigían que se levante la cuarentena y se les permita reabrir sus negocios. (AP Foto/Andrew Medichini)

ROMA (AP) — Dueños de restaurantes y otros negocios, furiosos por las restricciones impuestas por el gobierno de Italia durante semanas debido a la pandemia de coronavirus, se enfrentaron con la policía el martes frente al Parlamento en Roma.

Un oficial resultó herido en los enfrentamientos, informó la agencia noticiosa italiana LaPresse.

Muchos entre los cientos de manifestantes se quitaron las mascarillas para gritar “¡Trabajo!” y “¡Libertad!”. Algunos lanzaron granadas de humo y diversos objetos.

Comer y beber en restaurantes, bares y cafés está prohibido hasta finales de abril. Solo están permitidos los servicios de venta para llevar o entrega a domicilio.

Los agentes intentaron frenar a los manifestantes que trataron de pasar una barrera. Miembros de un grupo de ultraderecha se sumaron a los comerciantes, de acuerdo con la agencia noticiosa italiana ANSA.

El manifestante Hermes Ferrari, dueño de un restaurante en Modena, en el norte, se jactó de haber desafiado a las autoridades al mantener abierto su establecimiento, y dijo que a pesar de las multas “pude pagarles a mis empleados” permitiendo que la gente cene en el local.

Ferrari gritó que todos los dueños de restaurantes debían seguir su ejemplo. “Deben abrir porque nadie les puede ordenar que cierren”, clamó.

El gobierno actual y sus predecesores han asignado millones de euros para ayudar a los sectores más afectados por las cuarentenas.

Los pequeños empresarios insisten en que deben reabrir en forma permanente. Los restaurantes y cafés en las llamadas “zonas amarillas”, aquellas regiones con menor incidencia de casos y menor impacto para las unidades de cuidados intensivos de los hospitales, están autorizados a recibir clientes en sus locales durante el día hasta el atardecer.

Pero un pico actual de contagios, debido principalmente a las variantes del virus, ha visto decenas de miles de casos nuevos y centenares de muertes por día desde hace meses. Por eso el gobierno eliminó temporalmente la designación de “zona amarilla” a partir de la Semana Santa y hasta finales de abril.