Dueños de gimnasios en SLP protestan frente a Coepris

·2  min de lectura

SAN LUIS POTOSÍ, SLP., febrero 2 (EL UNIVERSAL).- Durante la tarde de este martes 2 de febrero, trabajadores, dueños y representantes de gimnasios del estado se reunieron frente a las instalaciones de la Comisión Estatal contra Riesgos Sanitarios (Coepris) para manifestarse en contra de las medidas de restricción de horario.

Rafael Hernández, representante de gimnasios, expresó que a nombre de propietarios e instructores se entregó a las autoridades de la Coepris un oficio para la ampliación del cierre establecido de 14:00 a 18:00 horas.

"Estamos conscientes del Covid, pero también la necesidad de trabajar es mucha. Estamos conscientes de que no debemos pasar del 20% de clientes en nuestro gimnasio, por eso pedimos que nos amplíen el horario de seis de la mañana a seis de la tarde", agregó.

Por su parte, Raúl Juárez, dueño de un gimnasio en la capital potosina, indicó que el horario establecido de apertura de 05:00 a 18:00 horas no los beneficia, ya que a las cinco de la mañana las personas se alistan para trabajar, siendo en la tarde cuando más clientes tienen tiempo de acudir a las citas de entrenamiento establecidas.

Además, manifestaron que han registrado pérdidas económicas de hasta el 80% debido a que sólo se tiene una afluencia permitida del 20% y sólo pueden hacer frente al pago de la renta y nómina de trabajadores, situación que esperan cambie con la autorización de amplitud de horario.

Para Martín Arredondo, representante legal de dueños de gimnasios, las medidas restrictivas no cumplen con el ordenamiento legal establecido en las leyes, ya que los propietarios no fueron notificados de manera escrita en tiempo y forma sobre las actualizaciones de horarios y aforos permitidos.

"Nos hemos dado cuenta que es una medida excesiva en los mecanismos de apertura y clausuras, no existe una notificación formal en la que pongan en conocimiento de los locatarios este tipo de medidas restrictivas, sólo de manera digital", puntualizó.

Indicó que se han emitido dos amparos: uno durante el 2020 y otro durante enero de 2021 por el incumplimiento de la observancia de las notificaciones que deben realizar las autoridades, aunque más allá de las cuestiones legales, prefieren, a través del diálogo, llegar a un acuerdo y se modifiquen los horarios de apertura para apoyar a los gimnasios y evitar más cierres permanentes de los mismos.