Dueño de heladería en Nueva York, acusado de lanzar insultos racistas contra activistas de Black Lives Matter

Oliver O'Connell
·4  min de lectura
<p>Según los informes, Elmendorf reaccionó con furia, gritando: “Si vienes aquí te voy a disparar”.</p> (WNYT)

Según los informes, Elmendorf reaccionó con furia, gritando: “Si vienes aquí te voy a disparar”.

(WNYT)

El propietario de una heladería de Nueva York que supuestamente insultó a activistas de Black Lives Matter está siendo demandado por el estado por afirmar falsamente que amenazaron con dispararle.

La demanda es la primera vez que el fiscal general utiliza la ley recientemente promulgada que hace ilegal presentar un informe policial falso basado en la raza.

El verano pasado, los manifestantes se reunieron frente a una heladería en el norte del estado de Nueva York, Bumpy's Polar Freeze, después de que el propietario David Elmendorf supuestamente dijera que no contrataría trabajadores negros en una serie de mensajes de texto que circularon en las redes sociales.

Según los informes, Elmendorf reaccionó con furia, gritando: "Si vienes aquí te voy a disparar", antes de desatar una serie de epítetos raciales y amenazar con "matarlos a todos" mientras blandía un arma.

Luego llamó al 911 e informó falsamente que el grupo de manifestantes negros había amenazado con dispararle, según las autoridades.

Elmendorf ahora está siendo demandado por la Oficina del Fiscal General del Estado de Nueva York en virtud de la aprobación tras un incidente en el Central Park de la ciudad de Nueva York en el que Amy Cooper, una mujer blanca, llamó a la policía alegando que un hombre negro, Christian Cooper (sin relación) la había amenazado a ella y a su perro.

Un video de su confrontación se volvió viral. Christian Cooper, un observador de aves, le había pedido a la mujer que pusiera a su perro una correa en esa área particular del parque. Ella fue acusada penalmente, pero los cargos fueron desestimados después de que completó un curso de consejería.

Leer más: Policía de Washington DC arresta al líder de Proud Boys Enrique Tarrio por quemar una bandera de Black Lives Matter

La demanda presentada el miércoles por la oficina de la Fiscal General de Nueva York, Letitia James, afirma: “Elmendorf violó varias leyes de Nueva York en el transcurso de dos días en junio de 2020 cuando hizo múltiples amenazas armadas, incluidas amenazas de muerte utilizando un lenguaje racista despectivo, contra Manifestantes negros e hicieron informes falsos a la policía sobre esos manifestantes".

Elmendorf "niega categóricamente todas las acusaciones de la demanda", dijo su abogado, James Mermigis, a The Washington Post. "Mi cliente no dijo ninguna de estas cosas".

"Personalmente, nunca representaría a un racista si pensara que lo es", agregó.

Mermigis dice que durante los últimos cinco años aproximadamente el 75 por ciento del personal de la tienda de su cliente había sido negro o latino.

"Aquellos que hagan amenazas racistas y violentas serán responsabilizados por mi oficina con todo el peso de la ley", dijo el Fiscal General James en un comunicado. "Los cargos contra David Elmendorf deberían servir como una advertencia de que los crímenes de odio no serán tolerados bajo mi supervisión y no permitiremos que ninguna persona use el color de la piel de alguien como arma".

La demanda contra Elmendorf se deriva de un incidente el 30 de junio de 2020 cuando los activistas se pararon en el porche de una casa privada cerca de la heladería. Al parecer, inicialmente usó insultos racistas y los amenazó con una porra y prometió regresar con una pistola.

Luego, Elmendorf llamó a la policía e hizo la acusación de que el grupo había amenazado con dispararle.

Se enviaron cinco coches patrulla de la policía al lugar para hablar con los activistas. No se realizaron arrestos.

Más tarde, Elmendorf amenazó a un grupo de 50 manifestantes pacíficos con un rifle de aire comprimido calibre .22 y gritó insultos raciales, además de supuestamente decir que los atropellaría con su camioneta.

La demanda afirma que cuando Elmendorf avanzó con el rifle, los manifestantes huyeron del lugar. Se dice que gritó: "Los mataré a todos, monos".

Después de alejarse, la policía lo detuvo por ignorar una señal de alto. Encontraron el rifle, una mira telescópica y municiones en su vehículo.

Fue arrestado y acusado de dos cargos de amenaza en segundo grado. Se declaró inocente.

Mermigis refuta este relato del incidente diciendo que las protestas no fueron pacíficas, los clientes fueron intimidados, se arrojaron piedras a la tienda e intentaron derribar la puerta.

También niega que su cliente utilizara insultos raciales o amenazara con matar a alguien, pero admitió que había blandido el arma a los manifestantes un par de días después del incidente del 30 de junio, cuando supuestamente golpearon a su amigo.

En un giro de la narrativa, el abogado dijo que los mensajes de texto que provocaron las protestas no fueron escritos por Elmendorf, sino que fueron difundidos por el fiscal del condado de Schenectady, Christopher Gardner, como parte de una confrontación en curso con el negocio sobre la aplicación de medidas se seguridad por la pandemia.

Gardner niega esta acusación y le dijo a The Post que estaba preparando una demanda contra Elmendorf por incumplimiento de la medida de seguridad de COVID cuando se enteró de los textos y decidió llevar el caso a la oficina del fiscal general.

Mermigis dijo que negará todas las acusaciones y buscará la "verdad real" para reivindicar a su cliente.

Relacionados

Candace Owens: Meghan Markle no es lo suficientemente negra como para sentirse víctima de racismo

Stevie Wonder se mudará a Ghana permanentemente debido al racismo en EE.UU.

Abogado de Trump, criticado por mostrar falsas equivalencias en video de Black Lives Matter