Dueño de los Dolphins quiere un rascacielos más alto en lugar del Deauville. Junta de Miami Beach lo aprueba

·4  min de lectura

La propuesta del propietario de los Miami Dolphins, Stephen Ross, de construir un complejo de lujo más alto en el sitio del Deauville Beach Resort sigue adelante después que la Junta de Planificación de Miami Beach lo apoyó.

Ross, el urbanizador inmobiliario detrás de Related Companies, propone construir un hotel de “seis estrellas” y una torre de condominios de lujo en el sitio del Deaville, en 6701 de Collins Avenue, y contrató al arquitecto Frank Gehry para que diseñe el edificio.

Ross propuso nuevos cambios en la zonificación de un tramo de dos cuadras de Collins Avenue que aumentarían la altura de cualquier nuevo proyecto en el lugar del Deauville Beach Resort en 87%, de 200 a 375 pies de altura, y le darían un 50% más de pies cuadrados interiores.

Los cambios de zonificación tendrían que ser aprobados en un referendo por los electores debido al aumento de densidad propuesto. La Comisión municipal tiene previsto votar en julio si lo incluye en la boleta de noviembre.

El voto de 5 a 1 de la Junta de Planificación del martes fue consultivo y no de cumplimiento obligatorio. La Comisión aún puede rechazar el proyecto. Pero para Ross y sus partidarios, que quieren ver un reemplazo “transformacional” para el Deauville Beach Resort, cerrado desde hace tiempo y que está en proceso de demolición, la votación fue un paso hacia su objetivo.

“Estoy agradecido a la Junta de Planificación de Miami Beach por su recomendación favorable a la Comisión de la Ciudad sobre nuestra visión de un proyecto transformador”, dijo Ross en un comunicado después de la votación. “Me comprometo personalmente a trabajar con la comunidad y a garantizar que consigamos este proyecto para Miami Beach y el futuro de North Beach”.

Un mes después de anunciar el proyecto, ni Ross ni Gehry han ofrecido ninguna representación arquitectónica del proyecto propuesto. Algunos vecinos dijeron que eso era preocupante.

“Necesitamos ver a qué nos enfrentamos”, dijo Elizabeth Latone, vecina de un edificio de apartamentos cercano.

Ross, que firmó un contrato de compraventa de la propiedad, intervino en la reunión y dijo que su equipo proporcionaría modelos informáticos y se comprometería con la comunidad sobre el proyecto.

“Lo que sí sé es que construiremos algo que tendrá enormes oportunidades de desarrollo económico”, dijo. “Haremos homenaje al Deauville Beach Resort, o a lo que era, debería decir”.

Los únicos detalles del proyecto que se dieron a conocer el martes procedieron del abogado Neisen Kasdin, ex alcalde de Miami Beach que representa a Ross en el acuerdo, quien dijo que incluiría unas 175 habitaciones de hotel y 150 unidades de condominio. También incluirá beneficios públicos no especificados que se discutirán con la ciudad, dijo.

El equipo de desarrollo del proyecto contratará a un arquitecto con experiencia en conservación histórica, añadió Kasdin. Citó un análisis de un asesor que decía que el proyecto generaría $6 millones al año en impuestos sobre la propiedad para la recién creada Agencia de Reurbanización de la Comunidad de North Beach.

Kasdin pidió a la junta que “diera un salto de fe” y dijo que el equipo urbanizador presentaría los resultados en la reunión de la comisión de julio. El Deauville Beach Resort está destinado a la demolición tras su deterioro.

Dijo que Gehry ha estado trabajando durante semanas en una maqueta del edificio.

“Trabaja de una manera diferente. No se le puede decir simplemente que presente un plan conceptual. Frank tiene un proceso de diseño específico en su estudio en el que hace una maqueta tras otra”, dijo Kasdin.

Varios residentes apoyaron el proyecto, señalando a que los votantes tendrían la última palabra.

“Toda mi familia y yo esperamos de todo corazón que lo aprueben para que se pueda votar por él”, dijo Ronnie Issenberg, presidente de la Asociación de Propietarios de Biscayne Point.

El único voto en contra fue el de Tanya Bhatt, miembro de la junta directiva, quien dijo que estaba entusiasmada con el potencial de un nuevo proyecto, pero que le preocupaba la solicitud de tantos pies cuadrados sin que se presenten imágenes para ver cómo el edificio podría afectar la vista de los vecinos.

Afirmó que Ross podría construir un proyecto de éxito con los pies cuadrados actualmente permitidos en el sitio y preguntó si construiría el complejo en caso que se negara la solicitud de más espacio.

Kasdin no respondió a esa pregunta, diciendo que no podía revelar detalles sobre el contrato de compra de la propiedad.

“Creo que si estamos hablando de algo que es tan grande e importante para la ciudad de Miami Beach, debería ser una conversación transparente”, dijo Bhatt.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.