Dudas: los cinco interrogantes sobre el supuesto envío de armas de la Argentina a Bolivia en 2019

·4  min de lectura
El máximo jefe militar coloca la banda presidencial a Jeanine Áñez
El máximo jefe militar coloca la banda presidencial a Jeanine Áñez

La denuncia lanzada el jueves por el canciller boliviano Rogelio Mayta sobre el envío de “material bélico” por parte del gobierno de Mauricio Macri a Bolivia durante la crisis política de noviembre de 2019 tiene por ahora un solo elemento oficial de prueba: una supuesta carta de agradecimiento por la llegada de ese material. Suma, además, varios interrogantes que no están resueltos.

1) La incongruencia de las fechas

La supuesta carta de agradecimiento del entonces comandante de la Fuerza Aérea, Jorge Gonzalo Terceros, al embajador argentino Normando Álvarez García, está fechada el miércoles 13 de noviembre de 2019, con sello de recepción en la mesa de entradas de la representación argentina del 15 de noviembre. Sería lógico pensar que si la carta de agradecimiento es del miércoles 13, el armamento había sido pedido con anterioridad e incluso llegó antes del miércoles a Bolivia. ¿Qué sucedía en ese país en esas fechas? Evo Morales fue el presidente hasta el domingo 10 cuando envió su carta de renuncia al Parlamento. Los días siguientes hubo un debate sobre cómo aplicar la ley de acefalía y solo la noche del martes 12 asumió de forma imprevista Jeanine Áñez. Esa misma noche le presentaron sus renuncias todos los comandantes militares nombrados por Evo, incluyendo Terceros. El miércoles 13, la fecha en que fue enviada la supuesta carta de agradecimiento a la embajada, Terceros ya había renunciado y estuvo toda la mañana en el Palacio de Gobierno para hacer el traspaso a su sucesor. “En un día tan saturado de actividades [el 13 de noviembre] y de cosas tan trascendentales en la vida del general Terceros, no pudo haberse ocupado de una actividad de protocolo sin importancia [agradecer el envío de municiones]”, sostuvo el abogado del militar, Jorge Santisteban.

El primer informe oficial habla de “inconsistencias” en el supuesto envío de material bélico a Bolivia

Jeanine Añez fue la designada en la línea sucesoria tras la renuncia del resto de los funcionarios
Henry Romero


Jeanine Añez asumió la presidencia la noche del martes 12 de noviembre (Henry Romero/)

2) Los protagonistas de la carta

La segunda particularidad de la carta son sus protagonistas. El comandante de la Aviación estaría agradeciendo la recepción de un material que su fuerza no utiliza: cartuchos anti tumulto y granadas lacrimógenas. En todo caso, ese material le podría interesar al jefe del Ejército. Y además, envía la carta de agradecimiento a un embajador. Álvarez García, por su parte, desmintió haber recibido esa carta y agregó: “dentro de las funciones como embajador no existe forma alguna de autorizar o enviar ningún tipo de asistencia a las Fuerzas Armadas o policiales, y mucho menos material de ninguna clase”.

La carta del exembajador Normando Álvarez García
La carta del exembajador Normando Álvarez García


La carta del exembajador Normando Álvarez García

Derrumbe en Miami: identificaron a una joven hija de argentinos y ya son 86 los muertos

Mientras tanto, la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, respondió a las acusaciones y aseguró: “Nunca pasó por mis manos pedido alguno de material para la Fuerza Aérea Boliviana” “Se hizo todo lo contrario a lo que manifiesta el presidente [Alberto] Fernández”, afirmó ayer, y sostuvo que con el operativo de Gendarmería, “se ayudó a los funcionarios de Evo Morales” y “se resguardó la Embajada Argentina y a los periodistas que estaban bajo el asedio de los manifestantes”.

3) Firma “falsificada”

El abogado Santisteban señaló a LA NACION, que la firma de Terceros está “falsificada” y envío un documento con la firma real del jefe militar. Anticipó que pedirá una pericia caligráfica sobre ambas firmas.

Arriba, la firma de Jorge Gonzalo Terceros en la carta. Abajo, la firma real
gentileza


Arriba, la firma de Jorge Gonzalo Terceros en la carta. Abajo, la firma real (gentileza/)

4) La redacción de la carta

Es llamativa la terminología empleada en la carta, con serios errores que no cometería un jefe militar, como denominar “material bélico de agentes químicos” a cartuchos antitumulto, gases lacrimógenos y granadas de gas, un material de uso policial más que bélico.

5) Dudas sobre las cantidades de armamentos

Desde el gobierno argentino, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, reveló inconsistencias entre las cantidades de materiales autorizados por la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac, ex RenAr) y las que llegaron a Bolivia. El reporte, que consta de cuatro páginas, asegura que se muestran “diferencias sugestivas en lo que refiere al armamento declarado ante las autoridades bolivianas (granadas no informadas) y las cantidades de municiones registradas (1350 municiones anti-tumultos registradas por la policía boliviana y más de 70.000 utilizadas por la Agrupación ALACRAN de la GNA)”.

En la denuncia original formulada por el canciller boliviano, Rogelio Mayta, se habla del envío por parte de la Argentina de 40.000 cartuchos AT 12/70 [la sigla refiere a munición “antitumulto”, más conocida como “balas de goma”], 18 gases lacrimógenos en spray MK-9, cinco gases lacrimógenos MK-4, 50 granadas de gas CN, 19 granadas de gas CS y 52 granadas de gas HC.

De acuerdo con Frederic, el envió de las 70.000 municiones a Bolivia se hizo con el argumento de que iba a ser usado para la defensa de la Embajada [de la Argentina en La Paz]” y “estaría indicando que Macri apoyó un golpe de Estado”. Sin embargo, no explicó cómo, de acuerdo con lo denunciado, tales cartuchos se utilizaron para favorecer a las “fuerzas sediciosas” en contra del gobierno de Morales.

La exministra de Seguridad, Patricia Bullrich reconoció el envío de “gendarmes argentinos en un avión Hércules”, para proteger la embajada argentina en La Paz. Pero negó el envío de armas

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.