No hay dudas, Carlos Alcaraz será tan grande como Rafa Nadal

·3  min de lectura
Frank Franklin II/AP

Ya lo veníamos avisando desde que le vimos jugar de cerca en el Miami Open: el español Carlos Alcaraz va a ser el número uno del tenis mundial y podría incluso superar a su paisano Rafael Nadal.

Alcaraz se proclamó campeón del Master 1000 de Miami 2022 el pasado 3 de abril al imponerse en la final al noruego Casper Ruud y dejar la mejor de las sensaciones durante todo el torneo. Luego, tras cumplir los 19 años, ganó también el Master de Madrid y ha pasado en un año de ser el número 54 de la ATP al número 4 del ranking mundial.

Ahora Carlitos amenaza con hacerse con el número 1 si gana el US Open donde se plantó en semifinales en la madrugada de este jueves (2:51 a.m.) al derrotar en cinco sets (6-3, 6-7, 6-7, 7-5, 6-3) al italiano Jannik Sinner (11) tras una épica batalla de 5 horas y 15 minutos.

El murciano enfrenta en semifinales al estadounidense Frances Tiafoe (22), quien derrotó en octavos a Nadal (2) y luego en cuartos a Andrey Rubev (9) jugando un gran tenis. Mientras Ruud (5) se las verá en semis con Karen Khachanov verdugo de Nick Kyrgios (23), quien a su vez sacó de Nueva York al favorito Daniil Medvedev (1).

Si Carlos incluso pudiera ser el #1 del ranking si este viernes vence a Tiafoe y Ruud pierde ante Khachanov, pero si ambos ganan, y se plantan en la final, el número uno será entonces el campeón del US Open.

Alcaraz no tiene aún ningún Grand Slam, pero si conquista este torneo se convertiría en el más joven en conseguirlo. Rafa es el que más tiene con 22, pero nadie duda que Carlos le pueda alcanzar.

Pero nada de esto ha sido obra de la suerte o de la casualidad. En su juego se nota que hay una tonelada de trabajo duro, unas ganas incontrolables y una mente súper poderosa. Luego la calidad fluye y lo más curioso es que Carlitos, pese a su corta edad es bueno en casi todo: tiene saque, revés, derecha, potencia, velocidad y un drop-shot de los mejores del circuito.

Su soberbia madurez se mezcla con la inconsciencia propia de su edad para hacer verdaderas obras de arte con la raqueta, con el golpe por detrás que terminó en un puntazo ante Sinner, quien por cierto es también muy bueno y pinta para número 2.

Todo indica que ahora sí ha llegado el cambio de guardia, aunque a Nadal. A Roger Federer y sobre todo a Novak Djokovic le que un poco todavía, con Alcaraz y Sinner el relevo está seguro, incluso por delante de talentos como Medvedev, Alexander Zverev, Stefanos Tsitsipas, Kyrgios, Rudd o Tiafoe.

Y luego está su carisma, su físico y el público que tiene. Siempre respetuoso con el rival y el juego Carlitos se mete siempre en un bolsillo, ya no a los españoles, sino a todos los que acuden a ver cada una de sus exhibiciones. Hasta sus rivales le aplauden.

Si bien todavía le queda mucho por delante y en US Open todavía no ha ganado nada, el chico tiene madera de campeón. De momento los focos del tenis mundial están hoy a sus pies.