Más dudas: Australia reportó la muerte de una mujer vacunada con AstraZeneca

·2  min de lectura
Vacunación en las instalaciones de STARS Metro North Health, en Brisbane
Dan Peled

CANBERRA.- Australia reportó el viernes la primera muerte de una persona que había recibido una dosis de la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus, en medio de las dudas por los efectos secundarios de la dosis del laboratorio anglo-sueco reportados en otro países.

La mujer, de 48 años, había recibido la vacuna el 8 de abril. Eso fue horas antes de que las autoridades australianas recomendaran que las personas menores de 50 años recibieran la vacuna de Pfizer/BioNTech en su lugar, debido al pequeño riesgo de coágulos asociado con la de AstraZeneca, dijo la agencia australiana reguladora de vacunas en una declaración.

Diez razones científicas que sostienen que el coronavirus se contagia por el aire

Cuatro días después, la mujer fue ingresada con coágulos en un hospital en Newcastle, en Nueva Gales del Sur, y murió el jueves, precisó la declaración.

La mujer es el tercer caso de coágulos en Australia vinculado con la vacuna de AstraZeneca desde que comenzó su lanzamiento nacional a inicios de marzo. Se han aplicado unas 885.000 dosis de la vacuna en todo el país.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, choca el codo con el director médico del gobierno australiano, Paul Kelly, después de que ambos recibieron una dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech contra la Covid-19 en el Castle Hill Medical Center en Sydney el 21 de febrero de 2021
Steven Saphore


El primer ministro de Australia, Scott Morrison, choca el codo con el director médico del gobierno australiano, Paul Kelly, después de que ambos recibieron una dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech contra la Covid-19 en el Castle Hill Medical Center en Sydney el 21 de febrero de 2021 (Steven Saphore/)

En tanto, Dinamarca está examinando opciones para compartir sus vacunas de AstraZeneca con las naciones más pobres después de que detuvo su administración por preocupaciones sobre casos raros de coágulos sanguíneos, dijo el director de la Organización Mundial de la Salud en Europa, Hans Kluge.

El país europeo se convirtió esta semana en el primero en dejar de usar por completo la vacuna de AstraZeneca, mientras las autoridades europeas siguen investigando docenas de informes de trombos combinados con recuentos bajos de plaquetas que han surgido en el bloque, así como en el Reino Unido. La OMS, que junto con el Reino Unido y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) siguen recomendando la inyección de AstraZeneca con el argumento de que los beneficios superan los riesgos, ha estado presionando a los países para que no acumulen vacunas que no están usando. La mayor parte de las vacunas distribuidas a nivel mundial, hasta ahora, se ha destinado a las naciones más ricas.

Agencia AP