Dubai: tras los videos, la ONU pide pruebas de vida de la princesa Latifa

·3  min de lectura
La princesa Latifa Al Maktoum, asegura en un video ser "rehén" de su padre, el Emir de Dubai
La princesa Latifa Al Maktoum, asegura en un video ser "rehén" de su padre, el Emir de Dubai

DUBAI .- Luego de que que se haga público un video en el que que Sheikha Latifa Al Maktoum asegura estar secuestrada y ser “rehén” de su padre, el emir de Dubai, la embajada de Emiratos Árabes Unidos en Londres afirmó hoy, en un comunicado, que la hija de Mohammed Bin Rashid Al Maktoum está “siendo atendida en su hogar” y que “su estado mejora”. Mientras tanto, la ONU exigió que se entreguen pruebas de vida.

“Me tienen secuestrada en un chalé que se ha convertido en una cárcel. Todas las ventanas tienen barrotes y no puedo abrirlas”, relata Latifa en uno de los videos grabados, de manera clandestina, con un teléfono celular, en los que describe el calvario que vive desde su intento de huida en en el año 2018.

Hugo Moyano: "Estoy vacunado porque soy el presidente de dos obras sociales"

En el video, publicado por la cadena BBC, la mujer de 35 años cuenta que varios hombres enviados por su padre asaltaron el bote en el que se estaba dando a la fuga. Luego de oponer resistencia, le inyectaron drogas y la trasladaron en un avión privado a Dubai.

Desde la embajada, indicaron que “su Alteza está siendo atendida en su hogar, apoyada por su familia y por profesionales sanitarios. Su estado continúa mejorando y se espera que retome su vida pública a su debido tiempo” aunque en los videos, la princesa asegura estar sola en una casa con las puertas y las ventanas cerradas y vigilada por las fuerzas de seguridad, sin acceso a médicos o abogados.

La difusión de estos videos llamaron la atención de la Organización de las Naciones Unidas, que pidió las grabaciones a la campaña Free Latifa, que aboga por la liberación de la hija del emir.

“Hemos preguntado por su situación actual y pedido al Gobierno de Emiratos Árabes que responda de forma urgente”, dijo la portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Liz Throssell.

Rehén de su padre

La princesa intentó escapar de Dubai por primera vez cuando aún era adolescente pero su caso dio la vuelta al mundo en 2018, después de que abandonó el país en un barco el cual fue interceptado tras ocho días de navegación frente a las costas de India.

Latifa contó en ese entonces a sus amigos que quería escapar debido a las restricciones que le imponía su familia y fundamentalmente su padre e hizo públicas denuncias de supuestos abusos que siempre negaron las autoridades emiratíes.

Vacunación vip: la oposición pide que Alberto Fernández brinde explicaciones en el Congreso y evalúa una presentación judicial

Aislada y sin contacto con el exterior, logró grabar nuevos vídeos en los que insistía en que seguía recluida a merced de su familia y donde asegura vivir con miedo: “Cada día estoy preocupada por mi seguridad y por mi vida. No sé si voy a sobrevivir a esta situación. La policía me ha amenazado diciéndome que voy a pasar el resto de mi vida encerrada y que nunca más voy a ver la luz del sol. Estoy alcanzando un punto en el que estoy tan cansada de todo. Es como un circo. No quiero ser un rehén. Solo quiero ser libre. No sé qué planean hacer conmigo. No lo sé. La situación se está haciendo más desesperante cada día que pasa”.

Según Latifa, estos videos los grababa con un teléfono celular secreto y dentro del baño, ya que es la única puerta que sus vigilantes le permitían cerrar.

Agencia Télam