Dubái inaugura la primera Exposición Universal en Medio Oriente

·2  min de lectura

Tras ocho años de planificación y una inversión de miles de millones de dólares, la primera Exposición Universal de la historia en Medio Oriente abrió sus puertas el viernes en Dubái con la esperanza de que su extravagancia atraiga tanto a visitantes como la atención mundial sobre este desierto transformado en paisaje de ensueño.

Bautizado Expo 2020, el evento se demoró un año por la pandemia del coronavirus. Aunque esto podría afectar a la cantidad de gente que viaje a Emiratos Árabes Unidos, los seis meses de exposición ofrecen a Dubái una oportunidad clave para mostrar su atractivo único entre Oriente y Occidente como un lugar donde todos los negocios son bienvenidos.

Hasta hace no mucho, el terreno de 438 hectáreas (1.080 acres) que acoge la feria era un desierto. Menos una década después, es un animado escenario futurista con robots, una nueva estación de metro, pabellones de muchos millones de dólares y distritos con nombres como "sostenibilidad" y “oportunidad", todo ello construido, como gran parte del Golfo Pérsico, con el trabajo de migrantes mal pagados.

Según los organizadores, 192 naciones están representadas en el evento. El pabellón de Estados Unidos incluirá una réplica del cohete Falcon 9 de Space X, mientras que en el de Italia se puede ver una réplica en 3D del David de Miguel Ángel, de 5,2 metros (17 pies) de altura. Además, hay un comedor africano, una momia real egipcia, conciertos y actuaciones de todo el mundo, y la oportunidad de degustar un menú de tres platos de US$500 con comida que se ilumina en la oscuridad.

Desde la primera exposición universal, celebrada en Londres en 1851, estas ferias han sido una oportunidad para que los países se reúnan, intercambien ideas, muestren invenciones, promuevan su cultura y forjen lazos comerciales.

Durante más de un siglo, han capturado la imaginación y exhibido algunas de las invenciones más importantes de la humanidad. En la primera Feria Mundial celebrada en Estados Unidos en 1876 se presentó el teléfono de Alexander Graham Bell, la máquina de escribir, una calculadora mecánica y el ketchup Heinz.

Otras dieron a conocer otras innovaciones como la máquina de coser, el ascensor, los refrescos carbonatados, la noria y, en 1939, en la de Nueva York, se presentó la televisión. La gente recorría grandes distancias para tener ocasión de ver un atisbo del mundo al que no podían acceder de otro modo.

En esta ocasión, la Expo se celebra en medio de una pandemia global, con gran parte de la población trabajando y estudiando aún desde sus casas, y conectándose al mundo de forma virtual. No está claro cuántos visitantes puede llevar a Dubái ni cuáles serán sus repercusiones económicas en una nación centrada en el turismo.

Para entrar el recinto, los visitantes tienen que mostrar una PCR negativa o una prueba de que están vacunados contra el covid-19.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.