Drogas: Detectaron una ruta narco a más de 4300 metros sobre el nivel del mar

LA NACION
·2  min de lectura

El silencio es casi constante en las noches de las alturas salteñas. Por eso a varios kilómetros de distancia podía escucharse el ruido de un motor en una zona de salares y montañas que potenciaba el eco de ese sonido que era esperado por los gendarmes del Escuadrón San Antonio de los Cobres. Una patrulla estaba preparada a más de 4300 metros sobre el nivel del mar para perseguir y capturar a un grupo de traficantes de drogas que se movilizaban con las luces del vehículo apagadas y que buscaban cruzar a Chile. A menos e 20 kilómetros de ese objetivo, la camioneta narco fue interceptada por las unidades de la Gendarmería en el sector conocido como Quebrada de Aracar.

Fueron decomisados 34 kilos de marihuana y algo más de dos kilos de cocaína, pero si bien la cantidad de drogas incautadas fue escasa, para los investigadores resultó más importante exponer a los traficantes que esa detectada ruta en las alturas estaba cerrada.

Ayer, el Juzgado Federal de Garantías N° 2 de Salta aceptó la imputación de los cuatro sospechosos detenidos y dictaminó la prisión preventiva de esos ciudadanos bolivianos, tal como había solicitado el fiscal salteño Francisco Snopek.

"El representante del Ministerio Público Fiscal indicó que a pesar de la dificultad del terreno, por tratarse una zona de cerros, montañas, salares y los más de 4.300 metros de altura sobre el nivel del mar, la región es utilizada de manera frecuente por organizaciones narcocriminales. Recordó, en ese sentido, que el 14 de diciembre de 2019, personal de Gendarmería Nacional, como en el presente caso, detuvo otra camioneta que llevaba 430 kilos de droga, entre marihuana y cocaína, oportunidad en la que el único detenido, quien iba al volante del rodado, intentó embestir a los uniformados, ocasión en que el acompañante logró huir. Fue condenado a siete años y seis meses de prisión por transporte de estupefacientes. Asimismo, resaltó que el 30 de noviembre de 2020 otra patrulla que recorría la zona de Hito XVI, más al norte, encontró una camioneta con una ametralladora 9 milímetros, evidencia de la estructura con la que se mueven quienes por allí operan", informaron los investigadores del caso a través de la página web del Ministerio Público Fiscal.

ADN del crimen. Tres muertes avanzan desde 2002 por un camino de impunidad

Al ser detenidos durante la madrugada, los sospechosos no solo no opusieron resistencia, sino que también indicaron el lugar donde estaba la droga. Es que no había muchas explicaciones alternativas para su circulación nocturna en esa zona.

Los envoltorios en los que se llevaba la droga estaban marcados con la figura de un dragón rojo y ese elemento puede servir a los investigadores para determinar el origen de las sustancias ilegales, ya que cada grupo narco acuña su propio sello para identificar a los cargamentos.