Drogas: otro asesinato por narcomenudeo en los alrededores de la villa 1-11-14

Sebastián Poleri
·2  min de lectura

Un hombre de 28 años fue asesinado el pasado miércoles en la zona del Bajo Flores tras ser apuñalado luego de una supuesta discusión en una venta de drogas. Se trata de un nuevo homicidio que ocurre a pocas cuadras de la villa 1-1-14, donde en las últimas semanas se registraron, al menos, cuatro asesinatos por la disputa del territorio y la comercialización de estupefacientes.

Según relataron testigos a LA NACION, el hecho se registró pasado el mediodía en la calle Malvinas Argentinas, en el barrio Rivadavia, y todo se originó en una transacción de narcomenudeo.

"Tenía la billetera, plata y documentos encima, no era un pibe que estaba en situación de calle, trataba de salir de la adicción a las drogas. La ambulancia tardó 15 minutos en llegar, le hicieron técnicas de resucitación, pero no lograron salvarlo. Estaba lleno de sangre por todos lados, murió ahí, en el lugar donde fue atacado. Hacía mucho que no ocurría algo parecido acá en el Rivadavia", se lamentó un testigo.

El barrio Rivadavia está urbanizado, pero pegado a la villa. También es zona de influencia de las bandas narco que operan ahí. Los vecinos aseguran que la Gendarmería no patrulla dentro de las calles del barrio, algo que hace unos meses era una situación constante.

En relación con la persona asesinada, según pudo confirmar LA NACION con diferentes fuentes, se trata de Gonzalo Ibáñez, un joven que había tenido problemas de adicciones. Se encontraba bajo un tratamiento en un centro del mismo barrio, donde los vecinos están atemorizados por la escalada de hechos de violencia.

Secuestro en una colonia: la sospechosa fue indagada por abuso y sustracción de menores

"Hay mucha actividad, una escuela, un centro cultural. El asesino huyó a pie corriendo. La gente le dice a los gendarmes 'loco, cuando salen'", aseguró un habitante de la zona que señaló que las fuerzas en el lugar realizan solo la vigilancia del perímetro externo del barrio.

La zona cercana a la villa 1-11-14 quedó conmocionada en los últimos días tras el triple crimen mafioso que fue cometido en ese asentamiento el 7 del actual, cuando sicarios en moto atacaron a balazos a un grupo de personas que se encontraba frente a una remisería. Los investigadores sospechan que se trata de una incipiente guerra narco.

Respecto de alguna posible conexión con la serie de asesinatos que se registraron en Riestra y Bonorino desde finales del año pasado, todo indicaría en principio que este hecho no estaría vinculado con un ajuste de cuentas, así como tampoco sería un ataque perpetrado por sicarios. "Hay disputa entre los mismos vendedores, por el narcomenudeo", apuntaron.

Fuentes policiales precisaron que en el procedimiento tomó intervención la División Homicidios de la Policía Federal. La investigación es realizada por la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 48, a cargo de Eduardo Rosende.