Por qué Drew Barrymore es la celebridad más real de Instagram

LA NACION

Drew Barrymore eligió un nuevo enfoque para su propia exposición en las redes sociales. Y triunfa por su originalidad. Su único secreto es ser completamente auténtica, genuina y sincera.

Un ejemplo: por la llamada "semana del bienestar", la mayoría de las personalidades eligen compartir sus consejos para estar sanos (tips de belleza, dietas o ejercicios físicos en la mayoría de los casos).

Ella no. Su ejemplo de bienestar fue dejar las redes por una semana. "Me hace sentir limpia y purgada", explicó la actriz en un video, en el que aseguró que está acostumbrada a hacerlo y ya lo ha logrado por períodos de hasta 4 meses.

"Una semana, eso es un experimento social. Semana del bienestar, nos vemos la próxima semana", dijo en un tono casi imperceptiblemente satírico.

Su estilo es la franqueza. "Subo y bajo. La montaña rusa de mi cuerpo es un viaje desafiante pero hermoso. Tuve dos hijas. El propósito más importante para mi en este planeta es estar para ellos. Es un verdadero milagro que haya podido tenerlas. Así que sean cuáles sean las secuelas, ¡que vengan!", expuso en otra publicación.

La foto que acompaña el mensaje es -para una persona con ese nivel de exposición- admirable. Es un compilado de dos versiones suyas, una en "las buenas" y una en "las malas". La diferencia entre ambas asombra. Sobre el final del texto, deja otro de sus consejos: "no se comparen con lo que ven en las revistas o en las alfombras rojas".

Drew Barrymore trabaja duro para moldear su cuerpo según las distintas exigencias que le presentan sus papeles. La niña que brilló con E.T. de Steven Spielberg hoy tiene 44 años y una larga carrera.

Ahora protagoniza la comedia de terror Santa Clarita Diet, que transmite Netflix. Confesó que para su personaje, Sheila Hammond, decidió encarar un cambio de dieta. Lo que no se sabe es si el frasco de mantequilla de maní que está cuchareando en otro de sus desopilantes videos es parte de ella o no.