Drama en Brasil: supera las 400.000 muertes por Covid sin pronóstico de mejorar

·3  min de lectura
Un trabajador pinta números en las cruces de las nuevas tumbas del cementerio de Inahuma  de Río de Janeiro
Bruna Prado

RÍO DE JANEIRO.- Brasil superó este jueves los 400.000 muertos desde el comienzo de la pandemia de coronavirus. Es el segundo país más golpeado después de Estados Unidos, mientras los expertos en salud pública advierten que la tasa diaria seguirá siendo alta por varios meses.

La tragedia brasileña se expresó también en la dramática revelación de que más del 20% de los muertos totales en el país desde marzo del año pasado, cuando se registró el primer deceso, se deben al coronavirus.

Gibraltar saborea la libertad: un adelanto de cómo será la vida post-Covid en Europa

La oficina de estadísticas señaló que se registraron 1.843.281 muertes en todo concepto desde marzo de 2020, de las cuales el 21,7% se atribuyen al Covid-19.

Un trabajador coloca un cruz en una tumba del cementerio Inahuma de Río de Janeiro
Bruna Prado


Un trabajador coloca un cruz en una tumba del cementerio Inahuma de Río de Janeiro (Bruna Prado/)

Al mismo tiempo, la atención sanitaria también está saturada. El brutal aumento de infecciones este año llevó a los hospitales del país al límite de sus capacidades.

Y mientras los primeros 100.000 muertos se dieron en casi cinco meses -entre marzo y agosto del año pasado-, los últimos 100.000 se dieron en solo 37 días, una preocupante aceleración que confirma la situación de descontrol.

Según los especialistas, al contrario de Estados Unidos, donde la vacunación avanza rápidamente y se vislumbra la vuelta a la normalidad, este combo de enfermedad y muerte dará para largo en Brasil por las dificultades de la vacunación y el relajamiento de las prevenciones.

El Papa se opuso a todo tipo de intervención en Venezuela

El panorama desolador se agravó por el relajamiento de los confinamientos, cuando los gobiernos locales atenuaron el rigor de las restricciones luego de que el número de muertes diarias cayó ligeramente desde el máximo de más de 4000 en apenas 24 horas a comienzos de abril.

Trabajadores habilitan nuevas tumbas en el cementerio de Vila Formosa, en San Pablo
Nelson Antoine


Trabajadores habilitan nuevas tumbas en el cementerio de Vila Formosa, en San Pablo (Nelson Antoine/)

Pero los expertos en enfermedades infecciosas alertaron que con este nivel de medidas el número de muertes se mantendrá elevado durante meses, ya que no se puede contar solo con las vacunas para contener el virus. Se estima que las muertes diarias continúen por encima de las 2000.

“Brasil repetirá el mismo error del año pasado”, dijo el epidemiólogo Pedro Hallal, quien dirigió un estudio nacional sobre Covid-19. “¿Qué hará Brasil ahora? Volver a flexibilizar las restricciones, y eso nos estabilizará en 2000 muertes por día, como si 2000 muertes por una sola enfermedad en un día fuera normal”, añadió.

India superó recientemente a Brasil en promedio de muertes diarias, aunque Brasil tiene un costo humano acumulado más alto a pesar de tener una población de una sexta parte del tamaño del país asiático.

El aumento de las infecciones está siendo impulsado por la variante del coronavirus P.1 descubierta en Brasil, que se cree que es 2,5 veces más contagiosa que la original.

Familiares asisten al entierro de Mariana de Jesús, fallecida por complicaciones del Covid-19, en el cementerio Inahuma de Río de Janeiro
Bruna Prado


Familiares asisten al entierro de Mariana de Jesús, fallecida por complicaciones del Covid-19, en el cementerio Inahuma de Río de Janeiro (Bruna Prado/)

Alarma: la variante india se expande por Europa

La campaña de vacunación, con solo alrededor del 13% de la población que hasta ahora recibió una sola inyección, no es suficiente para detener la propagación sin restricciones sociales, dijo Diego Xavier, investigador del instituto de salud gubernamental Fiocruz.

Muchos municipios se quedaron sin vacunas y no pueden administrar segundas dosis como estaba previsto, mientras que otros tienen largas filas porque muchas personas temen que los suministros se agoten.

El presidente Jair Bolsonaro insiste en que Brasil debe volver a la normalidad, argumentando que las dificultades económicas son tan graves como la pandemia. Una comisión parlamentaria fue instalada la semana pasada en el Senado para investigar la gestión del gobierno de la crisis sanitaria.

Agencias Reuters, AFP y O Globo/GDA