Dramático rescate y riesgo de desastre por un carguero a la deriva en Noruega

·2  min de lectura
El carguero "Eemslift Hendrik" está a la deriva frente a las costas de Noruega
HOVEDREDNINGSSENTRALEN

OSLO.- Un barco carguero holandés, con el motor averiado y su tripulación evacuada en circunstancias dramáticas, flotaba a la deriva el martes frente a las costas de Noruega, con riesgo de generar un desastre ambiental, informaron las autoridades marítimas.

Las autoridades informaron que la prioridad ahora es estabilizar la nave para evitar que se hunda o se estrelle contra la costa. Avionetas y helicópteros sobrevolaban el área para vigilar la situación. “Somos optimistas, pero al mismo tiempo hay olas de 15 metros y fuertes vientos. Las condiciones climáticas son extremas”, expresó al diario VG el director de emergencias de la Administración Costera Noruega, Hannes-Petter Mortensholm.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Un país inmunizado: mi vida en el feliz futuro pospandémico de Israel

El “Eemslift Hendrika”, que sufrió una fuerte inclinación después que una tormenta desplazara parte de su carga, lanzó un llamado de socorro el lunes a media jornada. Los 12 miembros de la tripulación fueron evacuados por los servicios de salvamento noruegos en dos operaciones diferentes: los ocho primeros fueron rescatados por helicóptero desde el puente del carguero, y los otros cuatro tuvieron que tirarse al agua. Uno de ellos resultó herido.

Fray Bentos: una ciudad uruguaya limítrofe con la Argentina, “desbordada” por el virus

En unas imágenes difundidas por los servicios de emergencia noruegos, se ve a un individuo con un traje salvavidas naranja que se tira desde la popa del navío en medio un mar encrespado. El “Eemslift Hendrika”, con el motor averiado, continuó a la deriva hacia el litoral noruego.

El martes por la mañana se encontraba a unos 130 kilómetros al noroeste de la ciudad portuaria de Ålesund. Parte de la carga cayó al agua, lo que contribuyó a reducir su inclinación, que ahora se estima en 30 grados, tras haber oscilado entre 40 y 50. ”La situación parece más estable, pero sigue habiendo el riesgo de que vuelque”, declaró a la agencia AFP un responsable de la administración costera noruega (Kystverket), Hans-Petter Mortensholm.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Las autoridades temen que un posible naufragio provoque un escape de hidrocarburos, ya que el carguero lleva 350.000 litros de fueloil, 75.000 de diésel y 10.000 de aceite de engrase.

Agencias AFP y AP