Dragones marinos en el Birch Aquarium en San Diego logran hecho sin precedentes

Dragones marinos en el Birch Aquarium en San Diego logran hecho sin precedentes
Dragones marinos en el Birch Aquarium en San Diego logran hecho sin precedentes

El Birch Aquarium at Scripps en San Diego ha dado a conocer una increíble hazaña que una de sus especies en cautiverio ha realizado en donde sus “seadragons” o dragones marinos se han reproducido, logrando por primera vez una transferencia de huevos exitosa.
De acuerdo a su publicación en su página de Facebook, personal de Birch Aquarium se dio cuenta que uno de los machos de dragones marinos tenía huevos en la parte inferior de su cola, lo que significaba que había logrado con éxito tanto la transferencia de estos huevos como el “baile de cortejo” que la especie realiza al reproducirse.
¡Esta es la primera vez que hemos tenido una transferencia exitosa de huevos en la exhibición Seadragons & Seahorses en el acuario! Si bien no hay garantía de que los huevos eclosionen, ¡nos complace compartir este hito con todos ustedes! Solo unos pocos acuarios han criado dragones de mar con éxito, por lo que una transferencia como esta es bastante rara. Continuaremos brindándole actualizaciones a medida que pase el tiempo; dio a conocer el acuario en su perfil de Facebook acompañado de un video.
Los machos de dragones marinos son los encargados de cargar los cientos de huevos color rosa brillante transferidos por la hembra, durante las próximas semanas deberá cuidar de estos en la parte inferior de su cola; les toma alrededor de 4 a 6 semanas en eclosionar por lo que hasta ese tiempo se sabrá con certeza si todos los huevos se desarrollarán.
Cabe destacar que el lograr que esta especie se reproduzca en cautiverio es un “hecho extremadamente raro” y la primera vez que sucede en Birch Aquarium, por lo que tanto el personal como los amantes de lo marino se encuentran más que emocionados por esta acción.

VIDEO RELACIONADO: Conoce a los nuevos y más lindos residentes del Birch Aquarium de La Jolla