Draghi y Scholz se verán en Roma para hablar de la pandemia y energía

·2  min de lectura

Roma, 18 dic (EFE).- El primer ministro italiano Mario Draghi recibirá este lunes en Roma al nuevo canciller alemán, Olaf Scholz, y se espera que hablen sobre inmigración, la pandemia o la reforma del Pacto de Estabilidad europeo, entre otras cuestiones.

El encuentro tendrá lugar el lunes a las 14.00 locales (13.00 GMT) en el romano Palacio Chigi, sede del Ejecutivo, y después está previsto que realicen algunas declaraciones.

La visita de Scholz sigue a la realizada al presidente francés, Emmanuel Macron, en París tras asumir el cargo el 8 de diciembre y a su debut en el Consejo Europeo en Bruselas.

Y busca proseguir la "óptima" relación que impera entre Italia y Alemania, afianzada en los últimos tiempos por la amistad que unía a su predecesora, Angela Merkel, con Draghi, indican a Efe fuentes del Gobierno en Roma.

Aunque no hay una agenda específica de temas a abordar, las fuentes prevén que además de cuestiones meramente bilaterales, en la reunión saldrán asuntos de ámbito europeo, como la respuesta a la pandemia, la inmigración o la política industrial.

Pero también se espera que hablen sobre energía en un momento de escalada en su precio, ante la que la que la Unión Europea busca una solución coordinada, así como sobre la defensa común, la crisis en la frontera con Bielorrusia y la situación en Ucrania.

Por último, las fuentes avanzan que hablarán de una de las cuestiones que interesan a Italia, la reforma del Pacto de Estabilidad y el techo del 3 % de endeudamiento.

La rápida visita de Scholz a Roma se produce a poco de que comience un importante episodio político nacional, la elección del nuevo presidente de la República, a mediados de enero.

La votación dependerá de los partidos en el Parlamento y no se excluyen consecuencias en la coalición de unidad nacional que el expresidente del Banco Central Europeo dirige desde el pasado febrero, apoyado por todas las formaciones menos por la ultraderechista Hermanos de Italia.

Sobre todo porque Draghi aparece en todas las quinielas como candidato a nuevo jefe del Estado, lo que de confirmarse supondría un cambio de Gobierno o incluso elecciones, es decir, nuevamente inestabilidad política en el país.

Además la llegada del canciller alemán se da cuatro semanas después de que Draghi y Macron reforzaran el eje franco-italiano en el denominado Tratado del Quirinal.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.