Dow Jones y S&P 500 acumulan pérdidas semanales, con el foco en la deuda y la economía

Nueva York, 12 may (EFE).- Wall Street cerró la semana con pérdidas acumuladas en dos de sus principales indicadores, el Dow Jones de Industriales y el selectivo S&P 500, en medio de preocupación por la deuda y la economía de Estados Unidos.

El Dow Jones cedió un 1,1 % en las últimas cinco jornadas y el S&P 500 un leve 0,3 %, encadenando ambos índices la segunda semana a la baja.

El Nasdaq, en el que cotizan la mayoría de las tecnológicas, se mantuvo positivo y ganó un 0,4 %.

En la bolsa ha pesado una posible suspensión de pagos en Estados Unidos que la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha descrito como una potencial "catástrofe económica y financiera", ante la negativa de legisladores republicanos a aprobar una subida del techo de deuda.

Aparte de eso, los últimos datos económicos de EE.UU. no han sido positivos: la inflación sigue siendo alta, y aunque la tasa interanual bajó en abril al 4,9 %, en términos mensuales los precios continuaron su racha alcista y subieron cuatro décimas.

Estos datos serán definitorios para la que la Reserva Federal (Fed) decida, en su próxima reunión, si seguir subiendo los tipos de interés o hacer una pausa.

Este mismo viernes, la Universidad de Michigan divulgó que la confianza del consumidor se encuentra en el nivel mínimo en medio año, mientras que aumentan las expectativas de que la inflación se mantenga alta durante más tiempo.

Con la temporada de resultados trimestrales casi terminada, la semana que viene tendrá relevancia porque varias de las grandes minoristas, entre ellas Walmart, Home Depot y Target, divulgarán unos datos que son considerados termómetro de la economía.

Mientras tanto, persiste el escepticismo por la salud de la banca regional después de que cuatro entidades hayan tenido que ser intervenidas desde finales de marzo, y el nuevo eslabón débil parece ser PacWest.

PacWest, que ha perdido un 20 % de valor bursátil esta semana, divulgó el jueves que sus depósitos se redujeron casi en una décima parte en la primera semana de mayo, lo que sembró nuevos temores a un pánico bancario.

(c) Agencia EFE