El Doodle de Google honra al artista mexicano Pedro Linares López, padre de los alebrijes

·3  min de lectura

HOY, el Doodle de Google celebra a Pedro Linares López, el artista mexicano famoso por sus coloridas esculturas de animales en papel maché, conocidas como alebrijes. El 29 de junio de 2021, el artista habría cumplido 115 años.

Pionero del arte folclórico mexicano, Linares era admirado por sus contemporáneos, como los pintores mexicanos Frida Kahlo y Diego Rivera.

Emily Barrera, la artista que creó la ilustración del Doodle de hoy, dijo: “Pedro Linares les dio su nombre a los alebrijes e inspiró a muchas otras personas en todo el país para crear sus propios alebrijes.

“Los alebrijes de Linares se hacían combinando las partes del cuerpo de distintos animales, por ejemplo, utilizando el cuerpo de una serpiente, el pico de un gallo, alas de murciélago, patas de lagarto, cuernos de toro, etcétera, dando como resultado una criatura única”, añadió.

También lee: K-dramas: una guía de los mejores programas surcoreanos

Nacido en Ciudad de México en 1906, Linares perfeccionó su oficio bajo la tutela de su padre, que era escultor de papel maché. A los 12 años, Linares ya era experto en la creación de distintas formas de objetos de ese material, como las piñatas y los esqueletos tradicionales (conocidos como calaveras), que pueden verse generalmente durante las celebraciones anuales del Día de Muertos.

Según Linares, la inspiración para crear los alebrijes le llegó en un sueño en 1945, cuando él estaba enfermo.

En el Museo de Antropología de Carolina del Norte, en la Universidad de Wake Forest, se explica: “Enfermó gravemente y, estando inconsciente, Linares soñó estas increíbles y aterradoras criaturas.

“Las criaturas comenzaron a repetir una sola palabra sin sentido: ¡alebrije… alebrije… alebrije! Él se asustó mucho y no pudo distinguir si se trataba de una advertencia o de una amenaza. Sin embargo, esto bastó para hacerlo despertar sobresaltado, justo a tiempo para que su fiebre comenzara a ceder”, se indica en el museo.

David muestra un retrato de su abuelo, Pedro Linares López, trabajando en una obra. Foto: Alfredo Martinez/Getty Images

Inicialmente, sus impactantes creaciones no tuvieron mucho éxito, ya que se consideraban demasiado aterradoras como para que alguien quisiera comprarlas, de acuerdo con el museo.

Con el paso del tiempo, sus esculturas se fueron refinando para mostrar coloridas combinaciones y diseños, como se muestra en el Doodle de hoy, y “capturaron la atención del propietario de una prominente galería que promovió y vendió sus coloridas esculturas”, se señala en el museo.

Linares atrajo la atención internacional tras el lanzamiento de un documental en 1975 acerca de su vida y su obra, realizado por la cineasta Judith Bronowski.

No te pierdas: Tres narrativas demasiado humanas

En 1990, Linares obtuvo el primer Premio Nacional de Ciencias y Artes en la categoría de Arte y Tradiciones Populares. Falleció en 1992.

Barrera dijo a Google: “Su trabajo me parece muy interesante e inquietante, y quise honrarlo con la creación de un alebrije inspirándome en sus piezas más representativas. Sus alebrijes suelen tener la boca abierta, mostrar sus agudos dientes y la lengua apuntando hacia fuera; usualmente, tienen alas, garras o pezuñas, y tienen diseños y colores muy detallados”. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.