Donas individualmente envueltas que duran hasta 75 días frescas en tu alacena

·9  min de lectura

Si comienzas a buscar sobre donas en Internet, verás que una de las preocupaciones populares es ‘¿Cuánto duran las donas? y ¿Cómo almacenarlas?’. Esta es precisamente la pregunta que Wil Torres quería responder mientras brinda una opción de calidad y buen gusto para todos los amantes de la dulzura de las donas.

Para el empresario puertorriqueño era importante crear un producto que al abrirlo se sepa que está fresco y tendrá buen sabor, dijo en entrevista con El Sentinel Orlando.

Así es como nació Golden Dough Foods, un fabricante y desarrollador de productos detrás de las donas con levadura de vida útil prolongada (ESL) en la categoría de dulces envasados convencionales e hispanos.

Con sede en Winter Park, Florida, Golden Dough Foods es el hogar de las innovadoras marcas Golden Dough & Co. y La Panadería Dulce, las primeras donas con levadura de tamaño completo envueltas individualmente con vida extendida en el estante y vendidas a gran escala.

“Hemos logrado y probado 75 días de vida útil. Entonces, el objetivo allí es que se coma y sepa tan bien el día uno como el día 5, 15, 25, 30, 60, 75″, explicó Torres.

Esta es la primera empresa en introducir donas con levadura de tamaño completo envueltas individualmente con una vida útil prolongada a escala masiva. Con Golden Dough & Co., han logrado cinco deliciosas recetas patentadas y alrededor de otros 18 sabores en proceso, que brindarán una experiencia recién salida de la panadería para comértela sobre la marcha o guardarla seguro de que durará más de un mes en el estante sin estropearse.

Entre los sabores que se pueden encontrar están la tradicional dona glaseada, la dona glaseada con sabor a fresa, y el glaseado con sabor a miel caliente, mientras que La Panadería Dulce, un homenaje a las raíces latinas de Torres, inicia su línea de dona con los sabores de mangó y mangó picante.

Sabores que apelan a todos

Ahora, con dos marcas bajo el paraguas de Golden Dough Foods, Torres dijo que “estamos estableciendo un estándar en pastelería, la regla de oro, el estándar de oro. Junto con el lanzamiento de la marca Golden Dough & Co., presentamos La Panadería Dulce porque vi una brecha en la categoría de donas para el consumidor étnico. Es nuestro objetivo y privilegio llevar nuevos sabores a los estantes minoristas de todo el mundo”.

La idea surgió después de años de trabajar con Krispy Kreme y ayudarlos a expandir su marca y sus productos a los minoristas de los EE. UU. Torres, un veterano de bienes de consumo empaquetados con un historial de desarrollo de conceptos rentables que generan crecimiento para minoristas y mayoristas por igual, ayudó a administrar RxBar y PopCorners cuando eran nuevas empresas, así como marcas establecidas, incluidas Boulder Canyon y CheriBundi.

También fue el encargado de desarrollar y ejecutar un programa de pastelería envasada de fábrica a estante cuando estaba en TSW Foods.

“Si me cortaba yo sangraba Krispy Kreme. Si alguien me hubiera preguntado, habría pensado que creé Krispy Kreme porque me apasionaba mucho mi trabajo allí. Pero eso terminó en diciembre de 2020 y llegó el 1 de enero de 2021, me quedé sin nada”.

Torres confesó que pasó por una crisis de identidad sin saber qué hacer a continuación. Empezó a buscar en “negocios comerciales, empresas de lavado de ventanas, y ya sabes, lo que sea, lo estoy mirando fuera de la comida, no quiero tener nada que ver con el espacio de la comida”, dijo.

Por mucho que trató de aventurarse fuera de eso, nada estaba funcionando hasta que su esposa le recordó todo en lo que había estado trabajando antes de que comenzara la pandemia.

“Mi esposa me mira y me dijo: ‘¿Qué estás haciendo?’ y yo le pregunté, ‘¿Qué quieres decir?’ Y me dijo, ‘pasaste todo este tiempo construyendo toda esta red. Tenemos los recursos, siempre has querido tener tu propia marca. Desde que te conozco, has ayudado a otras personas a construir sus marcas y siempre has querido tener la tuya, tienes la capacidad de ir a hacer eso, ¿qué estás haciendo? ¿Qué pasó con ese proyecto en el que estabas trabajando?’”.

Y fue entonces cuando retomó la idea que comenzó en mayo de 2020 cuando comenzó la COVID, cuando todavía estaba enfocado en el negocio de las donas, pero comenzó a pensar en formas de hacer que duraran más en los estantes.

“Se me ocurrió la idea de Golden Dough Foods porque sentí que había una necesidad en el mercado de algo nuevo, pero familiar”, dijo Torres. “Cuando los consumidores desean un placer indulgente, nuestras donas son un excelente refrigerio para llevar, o pueden disfrutarse en casa cuando sea el momento de un pequeño refrigerio de comida reconfortante”, añadió.

“Creo que obtuve mi lado emprendedor de mi mamá. Ella siempre ha tenido su propio negocio con mi abuela en Puerto Rico”, dijo Torres. Recordó que cuando se mudaron, su madre comenzó en su garaje hasta que se abrió camino hasta tener su propio lugar. “Creo que eso tiene mucho que ver con mi tolerancia al riesgo; es muy alto”, dijo riéndose. Del lado de su padre, dijo: “Aprendí a mitigar el riesgo porque mi padre es más corporativo, más riguroso”.

Ahora, con su empresa, dijo que aprendió del pasado las mejores formas de “trabajar en fabricación, operaciones, liderazgo, el tipo de líderes que me gustaba, el tipo de liderazgo que quería fomentar. Aprendí mucho de cómo no quería tratar a las personas y cómo lograr resultados unificando, no dividiendo”.

Torres describe su pasión por el negocio como la capacidad de trabajar en la creación de ideas de nuevos productos. “Me destaco tratando de encontrar formas en las que puedas innovar en cosas familiares y evolucionar eso”, explicó.

Analizando el negocio de la repostería, dijo que “cuando miro el mercado en general, ahí está Bimbo que es el más grande del mundo. Pero cuando miro la categoría hispana, Bimbo es el único que tiene una dona, ese es un sabor de tendencia más étnica, y es una dona de canela y azúcar, y eso es todo lo que han hecho. Durante años. Y para mí fue como, eso no funciona porque ahora realmente estás encasillándolo que sientes que es el consumidor étnico. Así que quiero hacer algo nuevo a través de algo familiar”.

Torres dice que continuú con el negocio de las donas, porque a “todo el mundo, en su mayor parte ama las donas. Tienen un índice de aprobación de más del 92% en todos los ámbitos. Entonces, al tomar algo familiar y vamos a ponerle sabores, hicimos que el empaque fuese en español. No inglés con un poco de escritura en español, hagámoslo en español con una pequeña escritura en inglés para darle ese sentido de pertenencia hispano”.

Desarrollando su propia tecnología

Para lograr la frescura de su producto y la calidad que no quita el sabor, Torres dijo que él y su equipo han desarrollado una tecnología patentada que funciona para extender la vida útil de las donas. Trabaja con científicos alimentarios que utilizan la ciencia de la migración del agua “para crear las mezclas que tenemos que permiten que crezca la levadura, porque hay un pastel, que es el más pesado, conserva la humedad, pero extiende su vida útil”.

La mayoría de los artículos, dijo Torres, tienen entre 33 y 68 días de vida útil, ninguno con una rosquilla fermentada con levadura. Señala que, a diferencia de las donas que se hacen y hay que consumirlas rápido o se vuelven duras o rancias, las donas de Golden Dough Foods pueden durar en los estantes varios días, semanas o incluso meses.

Todavía es un trabajo en progreso y están muy cerca de lanzarse en las tiendas minoristas. Torres dijo que confía en que su producto tendrá una tasa de aceptación muy alta. “Si lanzas perfectamente, en mi opinión, lanzaste demasiado tarde. Así que también aprenderemos una vez que estemos completos con nuestro producto”.

Torres dijo que comenzaron a enviar los productos hace tres semanas y esperan estar en los estantes en los próximos meses.

En el futuro, dijo, quiere convertirse en el Oreo de la industria de las donas. “Ves cómo siguen saliendo con sabores, con diferentes rellenos. Hay un mercado para todos los tipos de papilas gustativas y los antecedentes culturales tienen gustos diferentes, por lo que queremos atender a todos”.

La cultura étnica hispana ha tenido una influencia sobre el espacio culinario desde hace un tiempo, dijo, y continúa evolucionando, así que “cuando hago cosas, busco esos sabores sensoriales y supongo que con los que crecí. Entonces, cuando pienso en el amor, pienso en abrir esa lata, en el olor, es como cuando entro en ciertos lugares y me lleva a estar en la cocina de mi abuela. Ya sabes, como esos olores y emociones sensoriales”.

Busca revolucionar la industria

Torres dijo que si hay algo que todos aprendieron en la pandemia fue la importancia de tener artículos envueltos individualmente que las personas pudieran consumir, pero que fueran higiénicos para el resto. También dijo que una de las claves de su negocio es que reduce el desperdicio de alimentos, ya que el producto dura más.

“Nunca en la historia de nuestra categoría [donas/pastelería] se ha vendido al por menor una dona de tamaño completo envuelta individualmente. Si ves una dona de tamaño completo, generalmente está en el estuche nuevo. Como en la panadería. La única razón por la que las cosas comenzaron a envolverse en la panadería es por COVID. Ya estaba trabajando en esto antes de que ocurriera COVID y resultó ser de esa manera”, dijo.

Además de asegurarle al cliente que tendrá un producto fresco, Torres dijo que también “le da al minorista la tranquilidad de saber que está recibiendo un producto que no se estropeará en el estante”.

No obstante, reconoce que promocionar una vida útil de 75 días es más una palabra de moda y que la realidad de los negocios, en este caso de un producto, es que “si está en el estante más de una semana y media, tienes un problema mayor. Si tengo que llegar a los 75 días, estoy fuera del negocio de todos modos, ¿verdad? Pero le asegura al cliente que estamos creando un producto que será tan bueno para él el día 1 como el día 75 y el minorista no tiene que preocuparse por vender un producto de una manera acelerada”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.