Los donantes prometen 600 millones de dólares más para la crisis humanitaria en Yemen

·2  min de lectura

Naciones Unidas, 22 sep (EFE).- La comunidad internacional prometió este miércoles aportar alrededor de 600 millones de dólares adicionales para hacer frente a la crisis humanitaria en Yemen, después de que la ONU alertara que el suministro de ayuda podía sufrir cortes inminentes por la falta de fondos.

En una reunión celebrada en paralelo a la Asamblea General de la ONU, los donantes anunciaron nuevas aportaciones encabezados por Estados Unidos, que prometió una partida de más de 290 millones de dólares, y la Unión Europea (UE), que aportará otros 119 millones de euros (unos 130 millones de dólares) y elevará hasta 209 millones de euros (245 millones de dólares) el total comprometido este año.

"Queremos asegurar que la asistencia vital llega a los yemenís, refugiados y desplazados que lo necesitan", señaló el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, uno de los numerosos ministros que participaron en este encuentro virtual.

Según Naciones Unidas, Yemen es escenario de la peor crisis humanitaria del mundo pero el plan de respuesta impulsado por la organización para este año ha recibido poco más de la mitad de los casi 4.000 millones de dólares necesarios.

"No estamos para nada cerca de los niveles de financiación de 2019, cuando nuestro llamamiento recibió 3.600 millones, casi el 90 por ciento de lo que requeríamos", dijo hoy el jefe humanitario de la ONU, Martin Griffiths, quien advirtió que hay carencias económicas muy importantes en algunos sectores como la sanidad.

"Sin fondos adicionales, estas y otras formas de apoyo vital, incluida la asistencia alimentaria, tendrán que reducirse en las próximas semanas y meses", señaló Griffiths al inicio del encuentro, antes de los nuevos anuncios de los donantes.

El director ejecutivo del Programa de Alimentos de la ONU, David Beasley, precisó que hasta 3 millones de personas podrían ver recortadas sus raciones de alimentos en octubre si no había aportaciones adicionales de dinero, algo que ya ocurrió temporalmente a comienzos de este año.

"Estamos literalmente mirando a 16 millones de personas avanzando hacia la inanición", señaló Beasley, que pidió al mundo más presión para lograr poner fin a la guerra en el país.

En un comunicado, Oxfam dio la bienvenida al compromiso internacional, pero advirtió de que aún hace falta mucho más dinero para garantizar la ayuda a los yemeníes.

"Las promesas adicionales de los donantes hoy suman aproximadamente 600 millones de dólares, dejando un déficit en la respuesta de este año de unos 1.000 millones de dólares", señaló la organización no gubernamental.

El conflicto armado de Yemen comenzó en 2014 después de que los rebeldes hutíes, respaldados por Irán, se alzaran en armas contra el Gobierno reconocido internacionalmente del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi y tomaran la capital, Saná.

La guerra se agudizó después por la intervención militar de la coalición árabe, liderada por Arabia Saudí, en apoyo de Hadi.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.