Donald Tusk vuelve a la política polaca y asume el liderazgo de la oposición

·2  min de lectura

Cracovia (Polonia), 3 jul (EFE).- El expresidente del Consejo Europeo y exprimer ministro polaco, Donald Tusk, regresa a la arena política de su país y retoma el liderazgo de Plataforma Cívica (PO), principal partido de la oposición, con la esperanza de derrotar a la debilitada coalición conservadora que gobierna desde 2015.

En un congreso celebrado en Varsovia este sábado, el hasta ahora presidente de PO, Borys Budka, anunció que, a su "petición e invitación", entrega "las riendas del partido" a Tusk y abandona la dirección del partido tras "un año de enormes desafíos".

En su discurso, Budka, cuyo liderazgo ha sido cuestionado dentro de las filas de su propio partido, cifró todas las esperanzas de la oposición en la figura de Tusk y le definió como "un hombre que guió a Polonia durante la crisis económica, que ayudó a construir una Europa unida, consiguió derrotar al PiS" (siglas de Ley y Justicia, partido del gobierno).

Bajo la dirección de Tusk, de 64 años, la formación conservadora liberal PO ganó las elecciones en 2007 y 2011, año en que Tusk abandonó la política nacional para presidir el Consejo Europeo.

En 2015, el ultraconservador PiS ganó las elecciones por mayoría absoluta y gobierna Polonia desde entonces, si bien en la presente legislatura PO mantiene la mayoría en el senado, al que Budka aludió como "un oasis de democracia en un país que se hunde cada vez más".

En los últimos meses, aumentaron los rumores sobre la vuelta de Tusk a la política polaca desde que éste declaró que no pensaba "quedarse en casa viendo por televisión" cómo la vida política de su país estaba dominada por el PiS.

Tusk mantuvo una ronda de contactos con las figuras más prominentes de PO en las últimas semanas y hace poco se entrevistó con Rafal Trzaskowski, alcalde de Varsovia y uno de los nombres barajados como posible sucesor de Budka en la dirección de PO, para comunicarle su decisión de dirigir el partido.

La vuelta de Tusk fue criticada por algunas facciones de su partido, especialmente los militantes más jóvenes, que pusieron en duda la pertinencia del regreso del "caballero de armadura blanca", como se le apodó después de que apareciese caricaturizado como tal en una revista política, en detrimento de una renovación generacional dentro de PO.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.