"Donald Trump seguirá siendo presidente de Estados Unidos"

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 12 (EL UNIVERSAL).- El exjugador de la NBA, David Woody, quien estuvo presentes en las revueltas que se dieron en La Casa Blanca la semana anterior dijo que Donald Trump "será el próximo presidente de los Estados Unidos, ya hay maniobras militares para garantizar esto".

En las protestas en la Casa Blanca, destacó porque en plenos disturbios estuvo tocando una trompeta. En declaraciones a la Cadena SER de España, afirmó que Trump es un hombre de Dios, y que todo lo sucedido en el capitolio fue provocado por los demócratas.

"Fue la trampa más grande de la historia mundial. Yo estaba en el mitin y aquello parecía una Iglesia o un concierto de country. Había muy buen ambiente y todos estábamos muy felices. Pero es que el presidente Trump ya nos advirtió que habría más de 200 miembros de Antifa infiltrados.

"Los demócratas pagaron a la Policía para que los dejara entrar sin problemas. Hay vídeos que lo demuestran, la Policía les dejaba entrar y les decía: 'Pasad, pasad'".

Afirmó que hay un gran plan para que Trump siga siendo presidente de los Estados Unidos.

"Donald Trump será el próximo presidente de Estados Unidos. Están habiendo operaciones militares ahora mismo para conseguirlo. Daré 100 dólares a cada uno de vosotros si no lo es. Hablo en serio.

"Donald Trump siempre se guarda cartas y Dios me dijo que Trump volverá a ser presidente. Se está preparando una insurrección militar. Muchos políticos y jueces serán arrestados en los próximos días. Empezando por Hillary Clinton, y muchos otros. La gente mala será detenida".

Estuvo en Washington pero no para manifestarse: "Fue terrible que entraran en el Capitolio. Yo no fui a manifestarme, fui a rezar. Fui con mi trompeta de Jericó para alabar a Dios. Ahora estoy haciendo un ayuno de 21 días, fui con la bandera que George Washington llevaba a las batallas por la independencia...

"Los judíos utilizaban la trompeta para alabar a Dios y para alejar la oscuridad y el diablo. Es la trompeta que Josué llevaba en la batalla de Jericó. Ahora la haré sonar para vosotros. ¿Estáis preparados? Esto es lo que hice. Caminé, recé, invoqué a Dios con la trompeta ... Yo no protesté contra nada", finalizó el exbasquetbolista.

Woody, quien jugaba como pivote, estuvo en España un año jugando en el Barcelona para después hacer una larga carrera en la NBA con equipos como los Rockets de Houston, Spurs de San Antonio, Pistons de Detroit o Warriors de Golden State.