Donald Trump promete hacer campaña contra el gobernador y secretario de estado de Georgia

Alex Woodward
·2  min de lectura
<p>Trump criticó a  Kemp y Raffensperger tras su negativa a cambiar los resultados de la elección estatal</p> (AP)

Trump criticó a Kemp y Raffensperger tras su negativa a cambiar los resultados de la elección estatal

(AP)

Donald Trump ha prometido hacer campaña contra el gobernador de Georgia, Brian Kemp, y el secretario de Estado, Brad Raffensperger, ambos republicanos, después de los intentos malogrados del presidente de anular los resultados de las elecciones presidenciales en la entidad.

"Estaré aquí en aproximadamente un año y medio haciendo campaña contra su gobernador", expresó a una multitud en Georgia, antes de la crucial elección de segunda vuelta electoral del Senado que podría redefinir el equilibrio de poder en el Congreso.

"Y su secretario de estado loco", añadió. "Puedo garantizar eso".

Su evento en vísperas de la segunda vuelta de las elecciones se dio después de la publicación de una grabación de una llamada telefónica de una hora, obtenida por The Washington Post, entre Raffensperger y el presidente, quien lo presionó para que "encontrara" suficientes votos para anular la victoria de Joe Biden e hizo vagas amenazas contra el secretario de Estado si se negaba a cumplir con su exigencia.

La llamada del presidente regurgitó afirmaciones infundadas de fraude electoral y teorías de conspiración amplificadas por sus aliados y las redes sociales, rechazadas por Raffensperger y el abogado general de su oficina.

El presidente electo Biden ganó el estado por más de 11,000 votos. Los funcionarios electorales de Georgia han realizado tres recuentos de los resultados.

El presidente respaldó al gobernador Kemp contra la entonces candidata demócrata Stacey Abrams en las elecciones estatales de 2018. Abrams ha pasado los meses posteriores a su derrota montando un esfuerzo masivo de registro de votantes que finalmente ayudó a los demócratas a llevarse el triunfo en el estado.

"Su gobernador y secretario de estado están petrificados de Stacey Abrams", declaró Trump desde Dalton, Georgia. "Lo que le han hecho a su estado, ese decreto de consentimiento y estas dos personas, dicen que son republicanos, pero no creo que puedan serlo".

El presidente ha insistido repetida y falsamente en que un acuerdo legal impide que los funcionarios electorales verifiquen las firmas en los sobres de las boletas enviadas por correo. El decreto de consentimiento, firmado en marzo, aborda las preocupaciones sobre los estándares estatales para juzgar las firmas en los sobres de las boletas, que son obligatorios.

Más temprano el lunes, el gerente de implementación del sistema de votación de Georgia, Gabriel Sterling, también republicano, repasó una lista de mentiras y desacreditó conspiraciones que el presidente continuó recitando durante su mitin.

Sterling ha defendido repetidamente los procedimientos electorales de su estado de los ataques del presidente y sus aliados.

Relacionados

Trump está destruyendo las probabilidades de republicanos en Georgia

Trump pide a Pence revertir el resultado del Colegio Electoral

Georgia: Trump posa con congresista que apoya las teorías de QAnon