Donald Trump evaluó una “intervención militar” para revertir su derrota ante Joe Biden en las elecciones

Matt Mathers
·5  min de lectura
<p>Donald Trump continúa sin aceptar el resultado de la elección del pasado 3 de noviembre.</p> (AFP via Getty Images)

Donald Trump continúa sin aceptar el resultado de la elección del pasado 3 de noviembre.

(AFP via Getty Images)

Donald Trump consideró el viernes traer al ejército para revertir sus derrotas clave en el estado decisivo al presidente electo, Joe Biden , se informó.

Los conocedores de la Casa Blanca aseguraron que Trump discutió la imposición de la ley marcial como una medida destinada a anular el resultado de las elecciones de 2020.

Según los informes, se produjo después de que Michael Flynn , el primer asesor de seguridad nacional del presidente, planteara la idea en una entrevista con el medio de noticias de derecha, Newsmax , la semana pasada.

Flynn, recientemente indultado por Trump después de su condena por la investigación de Rusia, dijo a Newsmax que la ley marcial no era algo "sin precedentes", cuando presentó su caso de participación militar en el proceso democrático.

Durante la reunión del viernes en la Casa Blanca, en la que Flynn estuvo presente, Trump preguntó a sus asistentes cómo funciona la ley marcial, dijeron las fuentes al New York Times .

Según el informe del NYT, Trump también sugirió nombrar a Sidney Powell, un abogado y aliado que ha promovido sus falsas afirmaciones electorales, como fiscal especial para supervisar el presunto fraude electoral en las elecciones.

El abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, y el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, así como otros importantes asesores, se opusieron a las ideas que se presentaron en la reunión, diciendo que no había autoridad constitucional para ellos, informó el NYT.

En respuesta a las llamadas de Flynn para invocar la ley marcial, el secretario del ejército Ryan McCarthy y el jefe de estado mayor general James McConville emitieron una declaración conjunta diciendo que "el ejército estadounidense no tiene ningún papel en la determinación del resultado de una elección".

No quedó claro, de momento, si el presidente planea seguir adelante con el nombramiento de Powell como asesora especial.

Trump respondió al reclamo de la ley marcial temprano en la mañana del domingo, describiéndolo en Twitter como "noticias falsas".

A pesar de la reunión del colegio electoral (CE) la semana pasada para certificar la victoria electoral de Biden, el titular derrotado sigue insistiendo, falsamente, en que ganó y en que las elecciones del 3 de noviembre le fueron "robadas".

El presidente y su equipo legal continúan alegando, sin evidencia, que se llevó a cabo un fraude electoral masivo en estados clave de todo el país.

Miles de partidarios de Trump salieron a las calles la semana pasada en una muestra de apoyo a esas afirmaciones infundadas, y estallaron violentos enfrentamientos en las capitales de los estados de Estados Unidos.

Además, hay otra protesta planeada para el 6 de enero, el día en que el Congreso se reúne para reconocer oficialmente a Joe Biden como presidente después de la votación del CE del 14 de diciembre.

Mientras el coronavirus continúa devastando vastas regiones del país, el presidente pidió a su legión de fieles seguidores que desciendan a la capital y se unan a la manifestación.

"Gran protesta en D,C. el 6 de enero", tuiteó el sábado, "¡Esté ahí, será salvaje!"

La campaña de Trump y sus aliados han presentado aproximadamente 50 demandas alegando fraude electoral generalizado y casi todas han sido desestimadas o retiradas.

El equipo Trump ha perdido ante los jueces de ambos partidos políticos, incluidos algunos que él designó, y algunas de las reprimendas más fuertes provienen de republicanos conservadores.

La Corte Suprema también se ha negado a tomar dos casos, decisiones que el presidente ha despreciado.

Sin más recursos legales sostenibles, Trump ha estado “echando humo” y" acribillando" a los aliados en busca de opciones mientras se niega a aceptar su pérdida.

Eso incluye a su abogado personal, Rudy Giuliani, quien durante la reunión del viernes presionó al presidente para que se apoderara de las máquinas de votación en su búsqueda de pruebas de fraude.

Sin embargo, el Departamento de Seguridad Nacional dejó en claro que no tenía autoridad para hacerlo. Tampoco está claro qué se lograría con eso.

El fiscal general despedido William Barr dijo a principios de este mes que los Departamentos de Justicia y Seguridad Nacional han investigado las afirmaciones de que las máquinas de votación "fueron programadas esencialmente para sesgar los resultados de las elecciones... y hasta ahora, no hemos visto nada que corrobore eso".

Las boletas de papel también se conservan según la ley federal y se han utilizado para verificar los resultados, incluso en Georgia, que realizó dos auditorías del recuento de votos utilizando copias de seguridad de las boletas de papel.

Powell inicialmente fue parte del equipo legal de campaña del presidente, pero fue expulsada después de una extraña conferencia de prensa con Giuliani, en la que hizo una serie de afirmaciones extravagantes de fraude electoral, incluida la afirmación de que el software electoral se creó en Venezuela "bajo la dirección de Hugo Chávez ", el presidente venezolano que murió en 2013.

En entrevistas y apariciones, Powell continuó haciendo declaraciones engañosas sobre el proceso de votación, desplegó teorías de conspiración complejas y sin fundamento que involucraban a regímenes comunistas y prometió "hacer estallar" a Georgia con una presentación judicial "bíblica".

El equipo de Trump pronto anunció que había cortado los lazos con Powell: "No es miembro del Equipo Legal de Trump. Tampoco es abogada del presidente a título personal", dijeron Giuliani y otra abogada de Trump, Jenna Ellis, en un comunicado.

Dominion Voting Systems, un objetivo particular de Powell, también ha exigido que se retracte de las afirmaciones "salvajes" y "conscientemente infundadas" que ha hecho sobre la compañía de máquinas de votación y amenazó con una demanda por difamación.

Desde que se separó de la campaña, Powell ha continuado presentando litigios en nombre de Trump, asociándose con el abogado conservador L. Lin Wood en Georgia.

Powell y la Casa Blanca no respondieron a las solicitudes de comentarios el sábado.

Informes adicionales de Associated Press

Relacionados

Donald Trump intensifica sus ataques a Fox News

Campaña de Trump vende televisiones para recaudar fondos

Trump asegura que Biden “finge” que ganó la elección presidencial

Los motivos detrás de la renuncia de William Barr

William Barr renuncia tras las críticas de Donald Trump