Donald Trump demandará a Facebook, Twitter y YouTube

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 7 (EL UNIVERSAL).- El pasado 6 de enero, cuando Donald Trump aún era presidente de los Estados Unidos, un grupo de manifestantes tomaron por la fuerza el Capitolio argumentando que el congreso había permitido un fraude electoral. A pesar de la violencia Trump no rechazó enérgicamente la situación lo que llevó a las grandes redes sociales a prohibir sus cuentas. El exmandatario las acusó de censura y ahora asegura está dispuesto a llevar el caso más allá al interponer una demanda en contra de Facebook, Twitter y YouTube.

De acuerdo con Trump su intención no es solo presentar su caso en contra de las compañías, también dijo que planea demandar a los directores ejecutivos de cada una de las plataformas. El exmandatario anunció su acción legal en una conferencia de prensa en Bedminster, Nueva Jersey, prometiendo que el caso conduciría a un "fin de la prohibición en la sombra, un fin al silenciamiento y a la cancelación que ustedes conocen tan bien".

Trump y sus abogados, muchos de los cuales, dijo, provienen de la industria tabacalera, planean presentar las demandas en el Distrito Sur de Florida bajo el alegato de que los gigantes tecnológicos violaron sus derechos de la Primera Enmienda. Incluso, en el caso específico de Facebook, se refiere a la compañía como un "actor estatal" en una de las demandas. A su vez, la demanda contra el director ejecutivo de Alphabet, Sundar Pichai, nombra a YouTube como acusado.

"Nuestro caso demostrará que esta censura es inconstitucional", dijo Trump, y agregó que planea buscar daños punitivos para cada una de las empresas. Sin embargo, la decisión de presentar las demandas en Florida puede resultar un obstáculo pues, como señala el medio Engadget, tanto Facebook como Twitter señalan en sus términos de servicio que cualquier caso que se presente en su contra debe hacerse en tribunales selectos de California.

Vale la pena recordar que, tras los hechos suscitados en el Capitolio, Twitter y Facebook suspendieron a Trump de sus respectivas plataformas. "Creemos que los riesgos de permitir que el presidente continúe usando nuestro servicio durante este período son simplemente demasiado grandes", dijo en ese momento el director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg. Tiempo después Twitter confirmó que no le permitiría volver a tener una cuenta, mientras que Facebook pasó la decisión a su Junta de Supervisión que aprobó la acción de la compañía pero le recomendó revaluar el estatus del expresidente, la respuesta de Facebook fue mantener la prohibición hasta al menos enero de 2023.

Una tensa relación

Hay que recordar que cuando Donald Trump fue presidente mantuvo una relación complicada con las redes sociales. En muchos casos prefirió utilizar sus cuentas personales en estas plataformas en lugar de los canales oficiales para emitir su opinión. Aunque en diversas ocasiones violó las reglas comunitarias, no era sancionado porque se consideraba que lo que tuviera que decir era de interés nacional. Hasta que sucedieron los hechos del Capitolio.

Y desde que dejó el cargo no ha parado de quejarse del trato que le dieron las plataformas sociales. Incluso recientemente declaró que debió eliminarlas cuando tuvo la oportunidad.

Luego de que las operaciones de Twitter fueran suspendidas en Nigeria, el expresidente Trump emitió un comunicado oficial en el que lamentaba su indulgencia con las empresas de redes sociales durante su tiempo en la Casa Blanca. En el documento primero felicitó a Nigeria por prohibir Twitter. La razón de esa decisión es que la red social borró un tuit polémico del presidente Muhammadu Buhari sobre un movimiento secesionista lo que el gobierno tomó como una violación a la libertad de expresión y una manera de apoyar a sus opositores.

Y eso es justo lo que Trump considera que debió haber hecho en su momento con las redes sociales. "Más países deberían prohibir Twitter y Facebook por no permitir una expresión libre y abierta; todas las voces deberían ser escuchadas. Mientras tanto, surgirán competidores y se afianzarán. ¿Quiénes son para dictar el bien y el mal si ellos mismos son malos?".

Agregó: "Quizás debería haberlos prohibido mientras era presidente. Pero Zuckerberg siguió llamándome y viniendo a cenar a la Casa Blanca diciéndome lo genial que era", afirmó en su comunicado.

Aunque hay que ser claros. Estados Unidos y su gobierno es muy diferente a la de Nigeria, así que los dichos de Trump se deben tomar con cuidado pues la realidad es que difícilmente hubiera podido prohibir las redes sociales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.