El "domo de calor" por el que Canadá y el noroeste de EE.UU. batieron sus récords de temperatura y dejó decenas de muertos

·7  min de lectura
Una mujer se refresca en Vancouver.
Una mujer se refresca en Vancouver.

Canadá registra la temperatura más alta de su historia en un momento en que el oeste del país y el noroeste de Estados Unidos se encuentran sometidos a una ola de calor sin precedentes que ya dejó decenas de muertos.

En Lytton, en la Columbia Británica, los termómetros alcanzaron este jueves por cuarto día consecutivo los 49,5°C, rompiendo los récords alcanzados el domingo y el lunes que ya habían batido de por sí un registro preexistente de hace 84 años, dijeron las autoridades.

Un "domo de calor" (alta presión estática que actúa como la tapa de una olla) ha establecido también registros nunca antes vistos en muchas otras áreas del país.

Estados Unidos y Canadá han advertido a sus ciudadanos sobre niveles de calor "peligrosos" que podrían persistir esta semana y que ya causaron víctimas mortales.

La Columbia Británica en Canadá registró en los cinco últimos días 486 muertes repentinas, tres veces la cifra usual.

De ellas al menos 130 tuvieron lugar en la ciudad portuaria de Vancouver y sus alrededores. La mayoría eran personas de avanzada edad o con problemas de salud subyacentes.

"Vancouver nunca ha experimentado un calor como este y, lamentablemente, decenas de personas están muriendo a causa de él", dijo el sargento de policía Steve Addison.

"Nuestros agentes están al límite, pero estamos haciendo todo lo posible para mantener a la gente segura", aseguró.

Y también se han dado temperaturas inusualmente elevadas en el oeste de Estados Unidos, donde se cuentan al menos 80 muertos, según la agencia AP.

Los expertos sostienen que se espera que el cambio climático aumente la frecuencia de eventos climáticos extremos, como las olas de calor. Sin embargo, es complicado vincular un solo evento con el calentamiento global.

Advertencia de la ONU

Este martes, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) advirtió de que "las temperaturas extremas representan una gran amenaza para la salud de las personas, la agricultura y el medio ambiente".

"Se han batido tantos que es difícil hacer un seguimiento", dijeron desde la organización dependiente de la ONU.

El pronosticador de la BBC Nick Miller explica que el "domo de calor" no es un término meteorológico estrictamente definido, sino que se ha asociado con la descripción de grandes áreas de alta presión, lo que conduce a cielos despejados y a días calurosos y soleados.

Cuanto más dure este patrón de alta presión, más larga será la ola de calor y las temperaturas pueden aumentar día a día.

Esta zona de alta presión es enorme: abarca desde California hasta los territorios árticos de Canadá y se extiende tierra adentro a través de Idaho.

Las ventas de aparatos de aire acondicionado y de ventiladores se han disparado y han surgido refugios de refrigeración. Algunos bares y restaurantes, e incluso una piscina, fueron considerados como demasiado calientes para funcionar.

Lytton, que se encuentra unos 250 km al noreste de Vancouver, superó el récord canadiense anterior que se había registrado en dos ciudades de la provincia de Saskatchewan, Yellow Grass y Midale, que en julio de 1937 alcanzaron una temperatura de 45 °C.

Además de Lytton, hay más de otros 40 lugares en la Columbia Británica donde se registraron nuevos récords de calor.

Una persona se refresca del calor en Vancouver.
En Vancouver, en la Columbia Británica, las personas aprovechan todas las facilidades para aliviarse del calor.

David Phillips, climatólogo principal de Environment Canada (Ministerio de Ambiente de ese país), le dijo a CTV: "Me gusta romper un récord, pero esto es como romperlos y pulverizarlos. Hace más calor en partes del oeste de Canadá que en Dubai".

Los proveedores de energía de la Columbia Británica dijeron que hubo un aumento en la demanda de electricidad para mantener funcionando los aires acondicionados.

Environment Canada dijo que la provincia de Alberta y partes de Saskatchewan, Yukón y los Territorios del Noroeste también deberían estar en alerta.

En su advertencia, pronosticó una "ola de calor prolongada, peligrosa e histórica que persistirá durante esta semana", con temperaturas de 10 °C a 15 °C por encima de lo normal, cerca de 40 °C en muchos lugares.

Map
Map

Calor "histórico" en el noroeste de Estados Unidos

El noroeste de Estados Unidos también ha batido récords, particularmente en partes de los estados de Washington y Oregón.

El Servicio Meteorológico Nacional de ese país calificó las condiciones de la ola de calor como "históricas" y dijo que persistirían durante la semana, "con numerosos récords diarios, mensuales e incluso históricos que probablemente se establezcan".

Un trabajador realiza un tendido de fibra óptica en Lake Forest Park, en el estado de Washington, bajo un calor sofocante.
Un trabajador realiza un tendido de fibra óptica en Lake Forest Park, en el estado de Washington, bajo un calor sofocante.

Seattle y Portland, ciudades con climas famosos por sus lluvias, registraron las temperaturas más altas de su historia el domingo.

Portland rompió su récord anterior cuando las temperaturas alcanzaron los 44 °C y Seattle hizo los mismo cuando el mercurio alcanzó los 40 °C, según el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos.

Oregón relajó las restricciones de asistencia impuestas ante la pandemia de covid-19 para abrir piscinas y áreas con aire acondicionado como centros comerciales. Pero Seattle tuvo que cerrar una piscina debido a "temperaturas peligrosas e inseguras en la cubierta de la piscina".

Los productores de frutas se han apresurado a recoger cosechas, por temor a que el calor pueda marchitar las cerezas y otras frutas. Los recolectores comienzan al amanecer y se detienen a la hora del almuerzo cuando las temperaturas se vuelven insoportables.

BJ Thurlby, presidente de Northwest Cherry Growers, le dijo al Seattle Times: "Estamos viajando en aguas absolutamente desconocidas".

Centro de refrescamiento en Portland (Oregón).
En Portland (Oregón) establecieron centros donde la gente puede acudir a refrescarse.

El domingo, las pruebas de clasificación olímpica de pista y campo de Estados Unidos tuvieron que detenerse en Eugene, Oregón, debido al calor y se pidió a la multitud que abandonara el estadio por razones de seguridad.

Algunos centros de vacunación de covid también cerraron por la misma razón.

En algunas áreas a lo largo de la costa es posible que las temperaturas bajen un poco en los próximos días, pero Boise, Idaho, podría ver una semana con temperaturas superiores a los 40 °C. El Servicio Meteorológico Nacional dijo que partes del estado podrían sufrir "una de las olas de calor más extremas y prolongadas en la historia registrada del Inland Northwest [una región que abarca el oriente del estado de Washington y el norte de Idaho]".

Se recomendó a todos los ciudadanos que se mantengan hidratados, eviten actividades extenuantes y vigilen a los vecinos vulnerables.

"Emergencia climática"

Roger Harrabin, analista de temas ambientales

Niños jugando con agua en un parque en Seattle.
Se espera que Seattle y Portland rompan sus récords históricos de calor esta semana.

No podemos decir con certeza que esta brutal tormenta de calor haya sido causada por las emisiones de la sociedad industrial, pero los científicos dicen que cada ola de calor que ocurre hoy es más probable y más intensa debido al cambio climático inducido por el hombre.

De hecho, los científicos han mejorado mucho vinculando eventos extremos con el cambio climático, como la ola de calor que golpeó Europa en 2019, que según los investigadores se hizo 100 veces más probable debido al CO2.

Lo que es más preocupante es que estas temperaturas se han alcanzado con temperaturas globales solo 1,1 ºC por encima de la época preindustrial.

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático considera que es probable que superemos los 1,5 °C por encima de ese nivel en poco tiempo. Y a las tasas actuales superaremos un aumento de 2 °C, y posiblemente más alto aún.

Sin embargo, China e India continúan construyendo nuevas centrales eléctricas de carbón. Y el G7 (Canadá, Francia, Alemania, Japón, Reino Unido y EE.UU.) no ofrece una fecha para eliminarlas.

Reino Unido y otros todavía están perforando pozos para obtener más petróleo y gas que quemar, diciendo que serán necesarios hasta 2050.

Sin duda, parece una emergencia climática.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.