Dominicana prohíbe entrada a excanciller haitiano Joseph

·3  min de lectura

SANTO DOMINGO (AP) — El presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, ordenó prohibir la entrada a su territorio del exministro de Relaciones Exteriores, ex primer ministro haitiano y aspirante presidencial Claude Joseph.

La instrucción del presidente dominicano -firmada el miércoles y dirigida al director general de Migración- también ordena prohibir la entrada de unos 12 supuestos líderes de bandas haitianas.

El documento presidencial argumenta las facultades constitucionales y legales para impedir el ingreso al país de aquellos extranjeros que tengan antecedentes penales o que a juicio de las autoridades constituyan algún tipo de amenaza a la seguridad nacional.

“El presidente Luis Abinader me prohibió la entrada a República Dominicana. Me cataloga como el enemigo número 1 de los racistas dominicanos. No es una sanción. Es un honor.... Seguiremos luchando por construir el país en el ámbito de su historia”, respondió Joseph a la orden del mandatario dominicano.

La disposición se emite dentro de las cada vez más tensas relaciones bilaterales entre los países que comparten la isla caribeña La Española.

Las quejas de violaciones a los derechos humanos durante las deportaciones de haitianos, maltratos a las parturientas haitianas y acciones racistas son cada vez más frecuentes en República Dominicana desde la inestabilidad generada por el magnicidio del presidente haitiano Jovenel Moïse en julio de 2021.

En septiembre de ese año Abinader aprovechó la Asamblea General de las Naciones Unidas para solicitar a la comunidad internacional que asuma con urgencia la crisis de Haití. “No hay ni habrá jamás una solución dominicana a la crisis de Haití”, advirtió en ese momento.

Meses después, en febrero de 2022, el gobierno dominicano inició en la provincia fronteriza de Dajabón la construcción de una verja fronteriza para controlar el flujo de migrantes y contrabando.

En varias ocasiones Joseph se ha pronunciado en contra de las políticas migratorias y diplomáticas dominicanas con relación a Haití, a las que ha calificado de racistas y discriminatorias. Joseph ha prometido que, de llegar a la presidencia, “Haití dejará de ser el vertedero de República Dominica”.

Joseph se desempeñaba como ministro de Relaciones Exteriores cuando Moïse fue asesinado el 7 de julio de 2021 en su casa privada.

Horas más tarde se convirtió en primer ministro interino con el respaldo de la policía y el ejército hasta que el 17 de julio de 2021 un grupo clave de diplomáticos internacionales emitió una declaración que parecía desairar a Joseph a favor de Ariel Henry.

Henry había sido designado primer ministro por Moïse antes de que lo mataran, pero no había prestado juramento.

El 20 de julio de 2021 Henry fue instalado como el nuevo primer ministro de Haití y Joseph volvió brevemente a ser ministro de Relaciones Exteriores hasta que renunció luego de un intercambio enconado con funcionarios en la República Dominicana luego de un tuit en noviembre de ese año en el que Joseph criticó el país vecino por un supuesto “aumento de la delincuencia”.

Los funcionarios dominicanos se enfurecieron ante la acusación y los lazos entre ambos países se han resquebrajado desde entonces.

Después de renunciar Joseph se volvió cada vez más crítico con Henry en las redes sociales y exigió respuestas de la investigación en curso sobre la muerte de Moïse.

“Hasta el día de hoy, el custodio del sistema continúa bloqueando la investigación”, tuiteó Joseph el miércoles. También reunió a los simpatizantes de su partido, Comprometidos con el Desarrollo, y habló sobre la relación cada vez más tensa entre Haití y la República Dominicana durante una reciente reunión política.

“Haití nunca se transformará en el patio trasero de la República Dominicana”, dijo Joseph. “Me opongo a la voluntad hegemónica y dominadora de los racistas dominicanos. Recuerdo haberle pedido al presidente Luis Abinader que dejara de hablar mal de Haití en sus discursos oficiales".