Dominicana investigará sobrevaluaciones de Odebrecht

SANTO DOMINGO (AP) — La Procuraduría General dominicana anunció el domingo que abrirá una nueva investigación para determinar si además de sobornos millonarios, la compañía brasileña sobrevaluó las obras que construyó en el país.

Hasta ahora, las indagatorias de la Procuraduría estaban centradas de determinar los beneficiarios de las coimas por 92 millones de dólares que los ejecutivos de Odebrecht reconocieron haber pagado en el país entre 2002 y 2014.

El procurador general Jean Alain Rodríguez solicitó a la Cámara de Cuentas que realice una auditoría a todas las obras en las que participó la constructora brasileña "para determinar en forma veraz si en las mismas existen sobrevaluaciones".

Desde que comenzó a operar en el país en 2002, Odebrecht ha participado en 17 de las obras de infraestructura más importantes, como autopistas, presas hidroeléctricas y una termoeléctrica.

Las auditorías para determinar si hubo sobrevaluaciones forman parte de los reclamos de las protestas callejeras en la que han participado miles de personas en las últimas semanas para exigir procesos judiciales en contra de los ejecutivos de Odebrecht y de quienes se beneficiaron con los sobornos.

El anuncio de que la Procuraduría solicitará la investigación ocurre luego de que el acuerdo que esa institución firmó con Odebrecht fue validado el pasado 19 de abril por un tribunal.

Mediante el acuerdo, el estado renuncia a procesar judicialmente a los ejecutivos de Odebrecht a cambio de la que la compañía pague una multa 184 millones de dólares de un periodo de ocho años. La empresa podrá mantener sus operaciones en el país.

La Procuraduría detalló que de haber habido sobrevaluaciones en las obras, los responsables sí serán procesados.

Las investigaciones comenzaron en enero, luego de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó que ejecutivos de Odebrecht revelaron que habían pagado 788 millones de dólares en 12 países desde 2002 para conseguir contratos con los gobiernos.