Los Dolphins luchan hasta el último aliento y logran zafarse del abrazo del Oso

La defensiva de los Dolphins salvó el partido a su equipo en la agonía en una dura batalla para vencer 35-32 a los Bears, la tarde del domingo en el Soldier Field, en Chicago.

Los Bears pugnaban por la victoria a falta de dos minutos para el fin del choque, pero no pudieron superar la muralla del equipo de Miami que tiene ahora un récord de 6-3 y los Bears bajaron con 3-6.

“Ellos fueron muy estratégicos y su plan fue mantener el ovoide fuera de nuestras manos”, comentó el entrenador de los Dolphins Mike McDaniel sobre los Bears. “Hay que darle crédito a su QB Justin Fields, un jugador tan dinámico con el ovoide en las manos como ningún otro en la NFL”.

McDaniel agregó que se siente feliz por el hecho que en los tramos finales cuando la ofensiva no pudo anotar puntos, la defensiva encontró su mejor jugada y sobre esa base voy a construir en el futuro.

Tua Tagovailoa completó 21 de 30 pases para 302 yardas y tres touchdowns en el triunfo seguido del equipo.

Tyreek Hill estuvo espectacular: recibió para 143 yardas y un touchdown para sobrepasar las 1,000 yardas con apenas nueve partidos disputados y está en paso para convertirse en el primer wide receiver en la historia de la NFL en alcanzar las 2,000 yardas recibidas en una campaña.

“Nuestra ofrensiva es compleja, los movimientos, los cambios y los gestos la hacen difícil de frenar”, comentó Tua. “En la segunda mitad, la defensiva de los Bears hizo ajustes y cumplió una gran trabajo”.

Mientras, Fields estuvo impresionante. Completó 17 de de 28 pases para 123 yardas. Y por tierra ganó 178 yardas y un touchdown.

El partido se jugó a todo vapor de campana a campana.

Los Bears anotaron primero, pero solo un gol de campo de 32 yardas de Cairo Santos, a los 3:53 minutos de iniciado el encuentro.

De inmediato los Dolphins respondieron con un touchdown gracias una corrida de una yarda de Raheem Moster, a los 7:25 minutos del primer cuarto para poner la pizarra 7-3.

Los Bears replicaron de inmediato y en la siguiente posesión Fields y Cole Kmet se combinaron para un touchdown de 18 yardas, que puso arriba de nuevo al equipo de casa, esta vez 10-7, apenas iniciado el segundo periodo.

Acto seguido, los Dolphins pegaron dos golpes consecutivos que podrían haber sido suficientes para definir el partido.

El primero llegó con un pase de tres yardas de Tua a Hill para touchdown a los 4:18 minutos del segundo cuarto y poco después, a los 6:27 minutos, los equipos especiales bloquearon un punt de Trenton Gill, Andrew van Ginkel recorrió el ovoide y lo retornó 25 yardas para touchdown y los Dolphins en cuestión de minutos se pusieron 21-10.

Los Bears querían vender cara la derrota y a dos minutos para irse al descanso, Fields dio un pase de 16 yardas para touchdown a Darnell Mooney para acortar la cuenta 21-17.

El wide receiver de los Dolphins Jaylen Waddle corre con el ovoide en el segundo cuarto del partido celebrado el 6 de noviembre de 2022 en Chicago.
El wide receiver de los Dolphins Jaylen Waddle corre con el ovoide en el segundo cuarto del partido celebrado el 6 de noviembre de 2022 en Chicago.

En esos momentos cruciales, los Dolphins perdieron la oportunidad de dar un golpe de KO a su rival. Tua llevó al equipo a la zona roja, pero en ese instante tenían 12 jugadores en la cancha y recibieron una penalidad que alteró sus planes y les obligó a pedir su último tiempo extra para intentar el gol de campo.

Para colmo, el kicker Jason Sanders, quien es casi infalible, falló en su disparo y los Bears terminaron el primer tiempo apenas a cuatro puntos de diferencia, cuando bien hubiesen podido quedar 11 unidades abajo.

El regreso de los Dolphins a la cancha fue con ansias de desquite y apenas cuatro jugadas bastaron para un touchdown, gracias a un pase de 18 yardas de Tua a Jaylen Waddle para poner la pizarra 28-17 a los 2:03 minutos del tercer periodo.

La respuesta de los Bear fue espectacular. Fields se lanzó a una corrida de 61 yardas, en la que no solo rompió la defensiva rival, sino que amagó pasar y no lo hizo para en su lugar correr a toda marcha hasta anotar un touchdown.

El safety de los Dolphins Jevon Holland (8) y el cornerback Keion Crossen (27) interrumpen un pase al wide receiver de los Bears Chase Claypool, en el último cuarto del partido celebrado el 6 de noviembre de 2022 en Chicago.
El safety de los Dolphins Jevon Holland (8) y el cornerback Keion Crossen (27) interrumpen un pase al wide receiver de los Bears Chase Claypool, en el último cuarto del partido celebrado el 6 de noviembre de 2022 en Chicago.

No conforme con ello, Fields fue por la conversión y gracias a su servicio a Trevon Wesco los Bears quedaron 28-25, a solo un field goal de distancia cuando se jugaban 3:28 minutos del tercer cuarto.

Tua aceptó el reto y dio un pase a Jeff Wilson para un touchdown de 10 yardas, y el equipo de Miami se alejó 35-25, a los 8:53 minutos del tercer periodo.

La lucha era golpe a golpe y Fields dio un pase de cuatro yardas a Kmet para touchdown, a los 3:18 minutos del cuarto periodo, y la cuenta se puso 35-32.

Hasta el último aliento fue una lucha pareja que tuvo a los aficionados con la respiración contenida. Los Dolphins tuvieron el mérito de saber asegurar el resultado.