Los Dolphins buscan pasar la página ante los Jets, mientras los noticias sobre Tua son alentadoras

Al Diaz/adiaz@miamiherald.com

Como se dice “el espectáculo debe continuar” y mientras el quarterback Tua Tagovailoa está en medio de los protocolos de conmoción cerebral, los Dolphins (3-1) se preparan para visitar este domingo a los Jets (2-2) en un choque divisional.

Tua está completamente descartado para este encuentro en Nueva York, aunque por suerte ha tenido resultados favorables los exámenes médicos que le han practicado incluyendo la prueba de resonancia magnética.

“Tua está en el edificio. Ha tenido un par de días buenos. Está tratando de seguir el procedimiento y los protocolos adecuados para sentirse al 100 por ciento”, expresó McDaniel.

“Va a ser diligente con eso. Y si hay algo que le dé problemas, como la luz o cualquier cosa lo detendremos”.

Costará trabajo centrarse en el juego ante los Jets con todo el ruido alrededor del caso Tua que de algún modo acusa a los Dolphins.

Lo curioso es que sin pruebas de ninguna clase se achaca que lo ocurrido al QB de Miami fue debido a una conmoción anterior sufrida en el juego ante los Bills, solo porque se tambaleó y pareció estar mareado, pese a que luego fue autorizado a jugar por varios profesionales médicos.

Puede que sí, pudo incluso haber un error o una negligencia médica y estará bien que se promueva una investigación, pero hasta que no se compruebe algo no se puede hablar sin fundamento y teniendo en cuenta que el brutal impacto de su cabeza contra el suelo en el encuentro ante los Bengals fue por sí solo suficiente para provocar esa conmoción.

Nadie, o casi nadie, después de cacarear el apoyo a la integridad de los quarterbacks habla de la forma en que el defensive tackle de 340 libras Josh Tupou lanzó a Tagovailoa contra el suelo haciendo que su cabeza rebotase como una pelota.

Fue una acción de cuanto menos “rudeza innecesaria” que ni siquiera fue penalizada.

La Asociación de Jugadores de la NFL lo que hizo en cambio no fue echar al infiel, sino botar el sofá al despedir al consultor de neurotrauma no afiliado que participó en el chequeo de conmoción cerebral a Tua en el juego ante los Bills, pese a que no hay conclusiones sobre errores médicos en el procedimiento que se realizó.

“La investigación conjunta NFL-NFLPA sobre la aplicación del Protocolo de Conmociones Cerebrales que involucra al quarterback de Dolphins, Tua Tagovailoa, sigue en curso. No hemos sacado ninguna conclusión sobre errores médicos o violaciones del protocolo”.

Y si esto es incoherente más raro es el hecho que Tua haya regresado en el mismo vuelo de la noche del equipo, luego de protagonizar una escena de pánico y haber sido remitido al hospital donde tras ser examinado fue dado de alta tan rápido en lugar de pasar la noche en observación.

A raíz de esto, una nueva regla se espera que se haga oficial el próximo fin de semana que contempla que a los jugadores que muestren inestabilidad motora gruesa, como aparentemente lo hizo Tagovailoa contra los Bills, no se les permitirá regresar.

“Si es más segura para un jugador estoy totalmente de acuerdo”, señaló McDaniel.

“Todavía tengo mucha confianza en cómo hicimos el proceso y todo lo relacionado con la forma en que abordamos la situación médica durante el juego contra los Bills”.

Tua regresa a Miami mientras se desata la polémica en redes por haberle permitido jugar

La buena noticia es que Tua aparentemente está bastante bien y que no volverá a jugar hasta que esté totalmente fuera de peligro.

“Se desconoce cualquier cosa más allá del domingo”, explicó McDaniel.

“Nos estamos asegurando de que tenga una salud óptima y es un poco temprano. Siempre tendremos nuestras opiniones de nuestros muchachos internos, no solo de un médico, sino de una colección de personas que aconsejan”.

Los Dolphins firmaron este lunes al quarterback, Reid Sinnett, quien ya estuvo con ellos en el equipo de prácticas.

McDaniel tiene total confianza en Teddy Bridgewater, quien será el QB titular el domingo ante los Jets con el novato Skylar Thompson como suplente.