Los Dolphins aplastan a los Texans con una gran primera mitad y recuperan el liderato

David Santiago/dsantiago@miamiherald.com

Después de una semana de descanso, los Dolphins buscaban este domingo 27 de noviembre otro triunfo en el Hard Rock Stadium ante unos Texans que no era precisamente un equipo fuerte y entraron con tanto ímpetu que hasta les sobró la segunda mitad.

La escuadra de Miami comenzó jugando a un gran nivel y terminó la primera mitad con un contundente 30-0 y, con ello, no jugó más en la segunda. Se limitó a que el reloj corriera para que se consumase su victoria quinta consecutiva con un marcador de 30-15 ante el débil equipo de Houston.

Si bien esta segunda mitad no fue medidor de nada, si se debe mencionar que la defensa fue clave y que la ofensiva, en la primera parte, estuvo inmensa con tres touchdowns y tres goles de campo que decidieron el partido.

De este modo los Dolphins (8-3) recuperan el primer lugar de su división (AFC), que habían perdido momentáneamente con el triunfo del jueves de los Bills (8-3), que ahora están en el segundo puesto, por encima de los Jets (7-4) y los Patriots (6-5).

“Estoy muy emocionado por nuestro joven equipo. Fue bueno este juego para establecer una buena posición para los playoffs cuando nos quedan seis juegos”,comentó el entrenador Mike McDaniel. “Tenemos un equipo muy unido, que es muy ambicioso y está dispuesto a trabajar por ello, y eso es todo lo que podrías pedir. Muy feliz, muy feliz con eso”.

El quarterback de los Dolphins Tua Tagovailoa, sin jugar el último cuarto, consiguió 299 yardas (278 en la primera mitad).

Completó 22 de sus 36 pases, con un touchdown y ninguna intercepción. Aunque sufrió cinco sacks, uno de ellos muy peligroso, y el coach McDaniel prefirió no arriesgarlo y lo sacó del partido.

““Mike me dijo que me iban a dar dos series y luego me dijeron que me iban a sacar si el equipo contrario no anotaba, no anotaron y me sacaron”, dijo Tagovailoa. “Luego me comentaron ‘necesitemos que regreses si anotan nuevamente en esto porque entonces será un juego de un puntaje y yo estaba preparado para regresar”.

En uno de los sacks, Tua quedó doblado hacia atrás, pero aclaró estaba bien.

Sí, estoy bien, pero estoy seguro de que mañana se sentirá un poco diferente, pero sí, me sentí bien por eso. Estaba pensando en levantarme para que pudiéramos cronometrarlo”, declaró Tua.

Los wide receiver Tyreek Hill y Jaylen Waddle consiguieron 85 yardas cada uno, River Cracraft 55, Trent Sherfield 33, Cedric Wilson 26 y curiosamente ninguno anotó un TD.

Sí anotó uno el running back Jeff Wilson, quien acarreó 39 yardas mientras que Myles Gaskin, en el lugar del lesionado Raheem Mostert (rodilla), alcanzó otras 17.

El QB de los Texans Kyle Allen apenas consiguió 52 yardas en la primera mitad y terminó con 215, 26/39 en pases, un TD y dos intercepciones.

Juego

Los Dolphins abrieron el marcador temprano (10:21’) con un field goal de 45 yardas de Janson Sanders para poner el juego a su favor 3-0.

Con 3:05’ Tua consiguió el primer touchdown del juego con un pase de 4 yardas a Durham Smythe y puso el marcador 10-0 tras el punto extra de Sanders.

La defensa de Miami frenó por tercera vez el ataque de los Texas y así mismo cayó el telón del primer cuarto.

Una intercepción de Andrew Van Ginkel al comienzo del segundo (12:27) le abrió de nuevo las puertas de la anotación a los Dolphins, que posteriormente consiguieron el TD con un acarreo de Wilson desde la yarda tres.

La diferencia 17-0 vino con el punto extra de Sanders.

Miami tenía hambre y en una nueva posesión consiguieron tres puntos más con otro gol de campo de 23 yardas de Sanders (6:22’) y acumularon una cómoda ventaja de 20-0.

No había pasado un minuto y medio (5:09’) cuando los Dolphins provocaron un fumble obra del safety Eric.Rowe y el CB Kader Kohou (5:09’) para que el otro cornerback Xavien Howard tomara el ovoide, recorriera 18 yardas y anotara el touchdown. Con el punto extra de Sanders la pizarra marcaba 27-0.

Miami se fue a descansar con el trabajo hecho con tres touchdown y tres goles de campo tras un gran segundo cuarto ganado ampliamente 20-0.

La defensa de los Dolphins solo había permitido 52 yardas a Allen, pero aflojó un punto al inicio del tercero y los Texans anotaron su primer touchdown con un acarreo de tres yardas por el centro del RB Dale Ogunbowale.

Houston no pudo convertir los dos puntos y solo puso sus primeros seis en el marcador, el cual favorecía a los Dolphins 30-6.

Los Texans volvieron a anotar con cierta complacencia de la defensa de Miami tras un pase de Allen a Akins, quien completó las 25 yardas con un acarreo final para conseguir el TD.

Otra vez los Texans fallaron los dos puntos de conversión y los Dolphins seguían arriba 30-12.

El QB suplente de los Dolphins Skylar Thompson, quien entró por Tagovailoa en la segunda mitad del tercer cuarto, apenas completó 6 yardas (⅕ en pases), lo cual evidencia el modo en que los Dolphins renunciaron a jugar y se limitaron a que el tiempo fuese pasando.

Así Houston anotó su primer field goal del encuentro con una gran patada de Kaimi Fairbairn de 65 yardas, que con 9 minutos por jugar apenas conseguía recortar la gran ventaja de Miami 30-15.

Con 2:40’ el safety de Miami Verone McKinley interceptó un pase profundo de Allen y despertó a los aficionados que se quedaron para disfrutar del triunfo, que se consumó con varios acarreos después.