7 / 18

FOTOS: El dolor de los mexicanos al pedirles que paren los rescates

EFE/José Méndez

FOTOS: El dolor de los mexicanos al pedirles que paren los rescates

Brigadistas mexicanos y japoneses que trabajan en el rescate de personas en el edificio de la colonia Educación de la Ciudad de México no pudieron ocultar su frustración y dolor al escuchar a sus oficiales indicarles abandonar la búsqueda de sobrevivientes  como una medida protocolaria y de seguridad tras el movimiento de un nuevo sismo de magnitud 6.1 que sacudió el sábado 23 de septiembre de 2017 al centro y sur de México desatando las alarmas apenas cuatro días después de que otro poderoso terremoto de 7.1 causara alrededor de 300 víctimas.

El movimiento telúrico se registró a las 07.53 hora local y su epicentro se localizó 12 kilómetros al norte de Ciudad Ixtepec, en el sureño estado de Oaxaca, la misma zona donde el 7 de septiembre pasado un terremoto de 8.2, el más poderoso desde 1932, causara 98 fallecidos.