Dolor de hombro al levantar el brazo: el principio de una enfermedad degenerativa común

·3  min de lectura
Junto con el esguince, el dolor de hombro una de las lesiones más comunes en las personas de mediada edad y puede ser un señal prematura de la degeneración articular. (Foto: Getty)
Junto con el esguince, el dolor de hombro una de las lesiones más comunes en las personas de mediada edad y puede ser un señal prematura de la degeneración articular. (Foto: Getty)

Una de las molestias más habituales es el dolor de hombro, que suele aparecer con el tiempo como consecuencia de cambios degenerativos en los tendones debido al envejecimiento, al uso excesivo o prolongado, al desgaste continuo o a una lesión repentina (las del manguito rotador y el tendón del bíceps están entre las más comunes).

Este tipo de lesiones pueden llegar a ser muy molestas y agravarse si no se tratan. Además puede ser un signo de una enfermedad degenerativa que afecta a las articulaciones. Cuando el dolor empieza a impedir el movimiento, hay que prestarle atención, ya que es la prueba de que tu estado físico no es tan bueno como creías y está empezando a decaer.

Lo que la mayoría de las personas llaman 'el hombro' es realmente un conjunto de varias articulaciones que se combinan con tendones y músculos para permitir un amplio rango de movimiento en el brazo, desde rascarse la espalda hasta hacer el perfecto lanzamiento de pelota.

La mayoría de los problemas de hombro están causados por inflamación del tendón (bursitis o tendinitis) o desgarro del tendón, fracturas que involucran diversos huesos como la clavícula, el húmero y el omóplato, y por una osteoartritis por "uso y desgaste". Es típico que los síntomas, como inflamación, dolor y rigidez, comiencen en la mediana edad. La osteoartritis se desarrolla lentamente y el dolor que produce empeora con el tiempo.

Cuando la articulación pierde el cartílago, se produce crecimiento del hueso para tratar de reparar el daño. Sin embargo, en vez de mejorar la situación, el hueso aumenta anormalmente y la situación empeora.

Como consecuencia aparece un cuadro agudo de dolor constante e intenso, sobre todo al mover el brazo. "El dolor en el movimiento es más doloroso entre los 30º-90º de separación del brazo", apunta el doctor Juan Pons de Villanueva, traumatólogo de la Clínica Universidad de Navarra (CUN).

La osteoartritis también podría estar relacionada con lesiones deportivas, laborales y, como hemos dicho, debido al uso y desgaste crónico. Otros tipos de osteoartritis pueden estar relacionados con desgarros del manguito rotador, infección o una inflamación de la articulación.

Es importante que tengas en cuenta que puede haber otras causas mucho menos comunes del dolor de hombro como tumores, infecciones y problemas relacionados con los nervios.

De ahí que se recomiende acudir al especialista para obtener un diagnóstico certero del dolor en el hombro. Este realizará una historia cuidadosa y un examen físico completo para distinguir entre un dolor local o producido lejos del hombro. Entre las pruebas que suelen realizar los traumatólogos destaca la ecografía, un procedimiento no traumático que se utiliza con frecuencia en la patología del hombro por su gran sensibilidad y especificidad.

Por último, decirte que existe un tipo de dolor en el hombro que debe ponernos sobre alerta: el dolor repentino en el hombro izquierdo; ya que algunas veces puede ser un signo de ataque cardíaco. Así que si sientes una presión o dolor aplastante súbito en el hombro, que se extiende desde el pecho a la mandíbula, el cuello o el brazo izquierdo, o si se presenta acompañado de dificultad para respirar, mareo o sudoración no dudes en acudir a Urgencias.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: Sus manos reversibles le permiten coger objetos con la palma y con el dorso

La alteración postural que puede indicar si tienes el mismo problema de salud que Tamara Falcó

Cuando doblar las falanges de los dedos pasa de ser una habilidad a una enfermedad

La tendinitis puede ser una señal de algo más grave