Dolientes presentan sus respetos en Londres y Edimburgo