El documento final del G-20 plantea que el FMI analizará la posibilidad de reducir los sobrecargos

El documento final del G20
El documento final del G20 - Créditos: @SAUL LOEB

En sintonía con el pedido de la Argentina, el documento final del G-20 afirma que el Fondo Monetario Internacional (FMI) analizará la posibilidad de reducir los sobrecargos y costos por la guerra desatada por Rusia en Ucrania. Así lo hizo saber este miércoles el Gobierno a través de un comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, que también subrayó el compromiso del grupo en la lucha por diferentes causas, como la erradicación del hambre y el cambio climático.

“Los líderes de los países miembros del G-20 solicitaron este miércoles en su declaración final de la cumbre en la ciudad de Bali, Indonesia, la revisión de la política de sobrecargos del Fondo Monetario Internacional, en línea con el planteo que el Gobierno argentino viene realizando en los últimos meses en distintos foros, en sus negociaciones bilaterales con el organismo de crédito y en concordancia con la iniciativa planteada por nuestro país en la cumbre del G-20 de Roma en octubre del año pasado”, sostiene el texto difundido desde la Cancillería.

En ese sentido, remarca que en el punto 33 de la declaración los mandatarios firmantes se comprometen a “apoyar a todos los países vulnerables para que se recuperen juntos y más fuertes” y destaca “los compromisos por un monto de USD 81.600 millones a través de la canalización voluntaria de Derechos Especiales de Giro (DEG) o contribuciones equivalentes”.

El Gobierno también resaltó la puesta en funcionamiento del Resilience and Sustainability Trust (RST), destinado a la ayuda de los “países de bajos ingresos, los pequeños Estados y los países vulnerables de ingresos medios” a abordar los desafíos estructurales a largo plazo que plantean riesgos macroeconómicos, incluidos los derivados de las pandemias y el cambio climático. Y agrega: “Asimismo, se solicitan compromisos adicionales y contribuciones oportunas al RST y al Poverty Reduction and Growth Trust (PRGT), a fin de satisfacer las necesidades de financiamiento”.

“Una vez más, la Argentina da las discusiones necesarias para repensar la arquitectura financiera internacional en defensa de los pueblos del sur”, escribió en Twitter el canciller Santiago Cafiero junto a una publicación alusiva.

Según el texto oficial difundido esta mañana, la “voz unificada” de los países emergentes fue “esencial” en el marco del foro y la declaración firmada “refleja la postura argentina en pos del compromiso para evitar el hambre de los más vulnerables, utilizando todas las herramientas disponibles para hacer frente a la crisis alimentaria mundial”. A ello se suma la promoción de un comercio agrícola abierto, transparente, inclusivo, predecible y no discriminatorio.

“Con respecto a la situación en Ucrania, se refleja el costo de la guerra en la economía mundial, en la vida de las personas y en la seguridad alimentaria y energética. Los Estados expresaron sus posiciones nacionales conforme fueron sus respectivas votaciones en el Consejo de Seguridad y la Asamblea General de las Naciones Unidas, la mayoría habiendo condenado la invasión”, sostiene el comunicado.

Por último, subraya el apoyo argentino para el reconocimiento de la conectividad digital asequible y de alta calidad como “claves” para la inclusión y la transformación digital y reitera la necesidad de que los países desarrollados cumplan con sus compromisos en la lucha por el cambio climático.

El comunicado de Cancillería