Documentan el uso de cuchillos de piedra con mango hace más de 60.000 años

Barcelona (España), 31 ene (EFE).- Investigadores del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES) han documentado el uso intensivo de cuchillos de piedra con mango para actividades de carnicería hace más de 60.000 años, tras analizar los hallazgos del yacimiento de Nahal Mahamayyem Outlet (NMO), a orillas del río Jordán, en Israel.

La investigación, en la que también han participado el Tel-Hai College y la Universidad Hebrea de Jerusalén, y que publica la revista 'Scientific Reports', ha reconstruido el uso de las herramientas de piedra recuperadas en este yacimiento, situado al aire libre, en la orilla izquierda del río Jordán, muy cerca de su desembocadura en el sur del Valle del Hula.

Las excavaciones arqueológicas han descubierto herramientas de piedra y restos esqueléticos de animales de hace más de 60.000 años, período cultural conocido como Paleolítico Medio y, según los investigadores, corresponden a un campamento esporádico de cazadores-recolectores.

Las particulares características sedimentológicas del sitio facilitaron que todos estos materiales quedaran cubiertos por los sedimentos del lago, favoreciendo su conservación, según los investigadores, que consideran que los restos representan un "momento de la vida" de los cazadores prehistóricos, como si fuera una fotografía del pasado, algo poco habitual en los yacimientos al aire libre, como es este caso.

La "excepcional" conservación de los restos ha permitido a los investigadores reconstruir las dinámicas cinegéticas de las poblaciones humanas que produjeron esta acumulación de restos y analizar las herramientas de piedra para conocer cómo las utilizaban y sobre qué materiales las usaban.

El yacimiento de NMO fue descubierto gracias a los trabajos de drenaje del río Jordán y fue excavado por un equipo del Tel-Hai College y la Universidad Hebrea, bajo la dirección del profesor Gonen Sharon.

Estos trabajos de drenaje y la excavación posterior pusieron al descubierto gran cantidad de restos animales de diferentes tamaños, desde rinocerontes a pájaros, peces y cangrejos.

Según los investigadores del IPHES, los cazadores del Paleolítico medio de NMO cazaban y procesaban ciervos, gacelas, jabalíes e, incluso, tortugas, que han quedado expuestas durante los trabajos de excavación, igualmente que las herramientas de sílex que se habían utilizado por su procesado.

Con trabajos de microscopía, liderados por Juan Ignacio Martín-Viveros (IPHES), han podido hacer un análisis traceológico, una disciplina arqueológica para conocer la funcionalidad de las herramientas de piedra recuperadas en los yacimientos arqueológicos.

Martín-Viveros explicó que según los trabajos que se hacen con una determinada herramienta de piedra, sus bordes presentan un tipo de desgaste u otro, con lo que, a través de la arqueología experimental y el uso de microscopios electrónicos, han podido identificar los materiales sobre los que han sido utilizadas.

El estudio ha revelado que la mayor parte de las herramientas de piedra halladas fueron utilizadas como cuchillos para actividades de carnicería, e incluso herramientas que tradicionalmente se asociaban a puntas de proyectil, como es el caso de las puntas Levallois -un tipo de lasca-, también fueron usadas para actividades de procesamiento de las carcasas animales y, en menor proporción, en el trabajo relacionado con la piel y vegetales.

"Este aspecto es muy relevante ya que rompe con los esquemas tradicionales en los que se asocia una herramienta apuntada como punta de proyectil. En el caso de NMO, no fue así. Este tipo de herramientas apuntadas fueron configuradas previamente a la llegada al sitio y no fueron usadas para la caza de los animales sino para actividades de carnicería una vez éstos ya estaban muertos", detallaron los investigadores.

Uno de los datos más sorprendentes que han extraído del análisis traceológico de las herramientas de piedra es que a buena parte de ellas les habían puesto mango, lo que demuestra, según los investigadores, que estas poblaciones tenían un control muy elevado de este tipo de recurso tecnológico y, sobre todo, que estos avances tecnológicos fueron planificados antes de acceder al yacimiento para el trabajo de procesado de los animales.

(c) Agencia EFE