Documentales invaden la pantalla antes de las elecciones

JAKE COYLE
·5  min de lectura

NUEVA YORK (AP) — Las elecciones estadounidenses han desatado una avalancha de documentales sin precedentes.

Docenas de películas que exploran desde el fraude electoral hasta a los supremacistas blancos han buscado arrojar luz sobre los muchos problemas y tendencias que enfrentarán los votantes en los comicios del martes. En una elección presidencial en la que hay mucho en juego, muchos cineastas se han apresurado a terminar sus películas antes del día de las elecciones con el fin de informar, persuadir y entretener al electorado.

Un sentido de urgencia, en particular, conduce muchos de los filmes estrenados en servicios de streaming, transmitido por TV y proyectados en cines las semanas previas al 2 de noviembre. La situación lamentable de los cines debido a la pandemia no ha permitido un éxito de taquilla como el del documental que Michael Moore estrenó antes de las elecciones de 2004, “Fahrenheit 9/11”, pero el aluvión de documentales de este año ha puesto la política en el tope de incontables listas de servicios de streaming.

Aquí algunos de las más destacos.

—“All In: The Fight for Democracy”. La película de Liz Garbus y Lisa Cortés detalla la disputada elección a gobernador de Georgia en 2018, ofreciendo lecciones potencialmente relevantes sobre la supresión de votantes para 2020. Stacey Abrams, la candidata demócrata y una productora de “All In”, relata su experiencia al perder por un margen minúsculo ante Brian Kemp, un republicano que como secretario de estado de Georgia tenía un papel crucial en la supervisión de las elecciones. (Kemp, quien ganó por 50.000 votos, puso más de 53.000 inscripciones electorales en pausa, la mayoría de minorías, antes de los comicios). “All In” usa a Abrams como un punto de entrada para una historia más amplia sobre la privación de derechos en Estados Unidos. (En Amazon Prime)

—“Agents of Chaos”. El documental de dos partes de Alex Gibney para HBO regresa a la elección de Donald Trump en 2016 para investigar denuncias de interferencia rusa. Gibney tiene dificultades para establecer conclusiones firmes sobre el presunto complot de Trump o qué tanto afectaron los trolls rusos. Pero presenta el poderoso argumento de que la interferencia rusa en la democracia estadounidense es innegable y sigue siendo causa de alarma. El prolífico Gibney también estrenó este mes “Totally Under Control” (Hulu), un retrato altamente crítico sobre el modo en que la Casa Blanca ha manejado la pandemia.

—“537 Votes”. Al igual que varios documentales de la temporada, la lección de “537 Votes” de Billy Corben es clara: Vota. El realizador de “Cocaine Cowboys” regresa a la Florida del 2000 para narrar las estrategias divergentes empleadas por demócratas moralistas y superados en astucia y republicanos más agresivos que buscan ganar a toda costa en el histórico conteo entre George W. Bush y Al Gore. La película de HBO, producida por Adam McKay, palpita al ritmo de Miami al presentar el contexto crucial de la saga de Elián González y el importante electorado cubano-estadounidense. “537 Votes” es un recordatorio de cuán importante es el voto de cada uno, y cuán politizado puede volverse el conteo.

—“Kill Chain: The Cyber War on America’s Elections”. El documental de Simon Ardizzone, Russell Michaels y Sarah Teale quizás supera a los demás en su habilidad de mantenerlo a uno despierto por la noche. La cinta de HBO, que incluye a expertos en seguridad cibernética y hackers experimentados, revela hasta qué punto se puede piratear la tecnología de votación en Estados Unidos. Un hacker describe cómo irrumpió en el sistema electoral de Alaska en 2016 sólo para ver si podía. Otro, un experto en seguridad electoral llamado Harri Hursti, rastrea máquinas de votación supuestamente infranqueables para jugar con sus debilidades. Encuentra un modelo ampliamente usado en eBay, a la venta por 80 dólares.

—“Slay the Dragon”. En un panorama electoral donde los mapas de distrito toman formas extrañas y deformes, “Slay the Dragon” es un experto en leer entre líneas. La película de Barak Goodman y Chris Durrance sobre fraude electoral, la división partidista de distritos para hacer que más elecciones sean virtualmente inobjetables. “Slay the Dragon”, disponible en Hulu, explica claramente la complicada manipulación de los distritos. También muestra cómo los mapas electorales redibujados han afectado cosas tan diversas como la crisis del agua contaminada en Flint, Michigan, y la elección de Trump. Sobre todo, muestra cómo el fraude electoral ha ayudado alimentar nuestra acalorada política al retirar el incentivo por compromiso.

—“The Fight”. La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), que ha presentado 20 demandas este año en torno al voto por correo y más de 400 recursos legales contra el gobierno de Trump, parece jugar un rol en cualquiera de las impugnaciones legales en un disputado recuento. “The Fight”, disponible en Hulu, sigue a ACLU en sus batallas contra el gobierno de Trump, dándole una mirada íntima a los abogados en el frente del combate en casos que incluyen derechos LGBTQ, derechos de inmigrantes y derechos reproductivos. Elyse Steinberg, Josh Kriegman y Eli Despress, los realizadores del extremadamente entretenido documental sobre Anthony Weiner, “Weiner”, capturan un bastión legal en movimiento, mostrando cómo se construyen los casos y cómo sus abogados mantienen el ritmo frenético.

—“Not Done: Women Remaking America”. El documental de Sara Wolitzky, que se estrenó el martes en PBS, reflexiona sobre los últimos años del movimiento de la mujer, comenzando por la Marcha de las Mujeres al día siguiente de la investidura de Trump — hasta hoy la manifestación más grande en la historia de Estados Unidos. Con entrevistadas que incluyen a Gloria Steinem, la fundadora de #MeToo Tarana Burke, Shonda Rhimes y la cofundadora de Time’s Up Tina Tchen, “Not Done” evalúa cuatro años turbulentos en un creciente movimiento que desembocó en #MeToo y Black Lives Matter y que de seguro tendrán un efecto dramático en las elecciones.

—“Boys State”. ¿Cómo están procesando las generaciones más jóvenes las políticas con las que crecieron? El entretenido documental de Jesse Moss y Amanda McBaine, galardonado en Sundance y ahora disponible en Apple TV+, responde esa pregunta al filmar el campamento Boys State en Texas, donde unos 1.100 chicos de 17 y 18 años se reúnen anualmente para crear un gobierno ficticio con dos partidos, plataformas establecidas y campañas veloces. Es un microcosmos de la política estadounidense, donde algunos adolescentes rebuscan trucos sucios del Washington de hoy y otros creen con idealismo en el cambio.

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP.