Docentes exceptuados: cuáles son las nuevas tareas de los que no pueden asistir de manera presencial

·5  min de lectura
Martha Yolanda Stasiuk, directora titular de la Escuela N° 15 del D.E. 21, Dr. Carlos Alberto Veronelli, de Villa Lugano
Martha Yolanda Stasiuk, directora titular de la Escuela N° 15 del D.E. 21, Dr. Carlos Alberto Veronelli, de Villa Lugano

Al tener pacientes de riesgo entre su personal docente y directivo, desde principios de año, los colegios tuvieron que reorganizarse para continuar con el ciclo lectivo sin que estas ausencias les afectaran en su dinámica diaria. Desde sus casas, quienes no pueden asistir a la escuela cumplen con diferentes tareas, por ejemplo, la mayoría de los maestros se ocupa de la enseñanza a los alumnos que están en su misma situación, es decir de los que también están dispensados y no concurren a la escuela. Mientras que el personal directivo exceptuado brinda apoyo en tareas administrativas o son designados para el seguimiento de distintos proyectos educativos. Sin embargo, con el avance del plan de vacunación de Covid-19, esta población está retornando a la escuela paulatinamente.

Al final, las Pruebas Aprender se harán en diciembre para el primario y en 2022 para el secundario

Según los datos del Ministerio de Educación porteño, en gestión estatal, a principios de año, los maestros exceptuados de la presencialidad llegaban a 3468 sobre un total de 57.000, tanto del nivel inicial, primario como secundario. Unos 2475 fueron reemplazados, en su mayoría porque estaban al frente del aula o en cargos directivos, el resto no tuvo relevo porque podían continuar con su trabajo a distancia. Pero a partir de la resolución 4/2021 establecida por los ministerios de Salud y de Trabajo, Empleo y Seguridad Nacional, muchos docentes dispensados que recibieron al menos una dosis de la vacuna están reintegrándose a sus puestos de trabajo. Sin embargo, el documento contempla algunos grupos de riesgo que continúan exceptuados: aquellas personas con inmunodeficiencias, pacientes oncológicos y trasplantados. Aunque aún no hay datos actualizados acerca de la cantidad de docentes que se reincorporaron a partir de esta medida, todo indica que, con el avance de la inmunización, la cantidad de exceptuados irá disminuyendo.

Seguimiento

“Estoy exceptuada por padecer miastenia gravis en los músculos extraoculares, una enfermedad autoinmune. Tengo que tomar los recaudos para no contagiarme de nada en este momento”, dice Martha Yolanda Stasiuk, directora titular de la Escuela N° 15 del D.E. 21, Dr. Carlos Alberto Veronelli, de Villa Lugano, que a pesar de haber recibido la vacuna continúa exceptuada porque es una paciente con inmunodeficiencia. Durante el año pasado trabajó de manera remota coordinando tareas institucionales y pedagógicas. “Este año me designaron una suplente, se constituyó un nuevo equipo directivo presencial y yo continúo como directora virtual, pero estoy alejada de la conducción de la escuela. Mis supervisores me asignaron el acompañamiento de un proyecto que se inició el año pasado que tiene que ver con la articulación de la escuela primaria con la secundaria”, explica Stasiuk. La directiva realiza el seguimiento de los alumnos del distrito correspondiente a su escuela que en 2020 estaban en séptimo grado y que este año cursan el primer año del secundario. “Sabíamos que ese paso iba a ser dificultoso, porque les tocó transitar un séptimo grado diferente. La idea es corroborar que todos los alumnos estén asistiendo a clases”, sostiene.

Mientras que Paula Romina Cornejo, maestra de 1° grado del mismo establecimiento, es otra de las docentes exceptuadas, en su caso porque está embarazada. “Trabajo en forma virtual junto con la maestra de grado y la de apoyo que están en el colegio”, señala. “Como los chicos van en forma alternada, me encargo de darles clases los días que no van”, explica Cornejo, que afirma que se comunica con sus alumnos de diferentes maneras ya que muchos no tienen computadora o tienen un solo celular por familia. “Primero les hice una videollamada a cada uno para que me conocieran y luego voy haciendo videollamadas de a tres o cuatro chicos. Les envío las actividades a través de un grupo de WhatsApp que tenemos con los padres de cada grupo. Ellos las mandan de vuelta y me encargo de subirlas a una carpeta compartida a la que tienen acceso las maestras en el colegio”, aclara.

Según cuenta Marcela María Durak, directora de la Escuela N° 21 del D.E. 1 Ángel Gallardo, de Recoleta, a principios de año los maestros exceptuados fueron dos, una docente de séptimo grado diagnosticada con diabetes y otra que se desempeña como facilitadora digital con inmunodeficiencia. Sin embargo, la primera se reincorporó a fines del mes pasado luego de recibir una dosis de la vacuna. “La otra docente sigue trabajando en forma virtual con los alumnos exceptuados, que son nueve en total de distintos grados, a través de videollamada, por Zoom o correo electrónico y realiza también tutoriales para la explicación de distintos temas. Se ocupa de darles los mismos contenidos y explicaciones que les dan los maestros acá en el colegio a sus compañeros”, describe.

Clases simultáneas

En muchas instituciones privadas, y gracias al apoyo tecnológico, los maestros exceptuados dictan clases normalmente a su curso o grado que asiste a la escuela en forma presencial. En el caso del Colegio Internacional de las Islas, de Belgrano, se dispuso el equipamiento tecnológico necesario para que los docentes dispensados puedan dictar clases desde sus hogares. “Los alumnos que asisten al colegio reciben la clase y, a su vez, el docente puede ver a la clase e interactuar. En estos casos, por ejemplo, para los grados de primer ciclo de la escuela primaria, hay una docente adicional en el aula. En secundaria, tenemos personal que monitorea a la clase para asegurarse que la estén teniendo normalmente”, señala Andrés Pallaro, representante legal, quien aclara que de 70 docentes que tiene el colegio solo tres están exceptuados. “En nuestro caso, los docentes dispensados dan la clase a distancia sin problemas”, finaliza.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.