Docenas de desaparecidos tras un naufragio cerca de Grecia

GRECIA-MIGRANTES (AP)
GRECIA-MIGRANTES (AP)

Las autoridades griegas emprendieron el martes una gran operación de búsqueda y rescate para localizar a docenas de migrantes desaparecidos después de que el barco en el que viajaban desde Turquía volcara y se hundiera por la noche en un mar agitado al este de la capital griega.

Fue el más reciente de una serie de naufragios de botes de migrantes en los mares griegos que han dejado un saldo de decenas de muertos o desaparecidos.

Nueve personas, todos hombres, habían llegado a un islote rocoso deshabitado. Los sobrevivientes, que fueron recogidos por una patrullera de la Guardia Costera, dijeron a las autoridades que en el barco viajaban 68 personas antes del siniestro y que habían zarpado desde Izmir, en la costa turca. Ninguno llevaba chaleco salvavidas, dijo la Guardia Costera.

El mal tiempo, con fuertes vientos, complicaba la operación, según la guardia costera. La zona donde se hundió el barco, el Estrecho de Kafirea, entre las islas de Evia y Andros, es especialmente traicionera e incluso vientos ligeros provocan fuerte oleaje.

Imágenes de la operación de rescate publicadas por los guardacostas mostraban a un pequeño grupo de personas de pie bajo un acantilado y haciendo gestos para pedir ayuda, así como olas estrellándose contra el barco de la Guardia Costera durante la búsqueda nocturna. Una fotografía publicada por los guardacostas mostraba a los sobrevivientes envueltos en mantas térmicas de emergencia en la cubierta de la patrullera.

En un principio las autoridades recibieron una llamada de auxilio de madrugada de pasajeros que decían que su barco tenía problemas, pero no dieron una ubicación. La guardia costera dijo que un helicóptero, un barco guardacostas y otras dos embarcaciones que estaban cerca participaban en la operación.

Había otra operación en marcha desde el lunes ante la costa de la isla de Samos, en el este del mar Egeo, para buscar a ocho desaparecidos después de que volcara una lancha hinchable con varios migrantes. El lunes fueron rescatados cuatro sobrevivientes de ese naufragio. Una aeronave de la guardia costera y una patrullera, dos barcos que estaban cerca y otra embarcación de la agencia europea de fronteras Frontex participaban en la búsqueda, según las autoridades.

Cada año, miles de personas que huyen de la violencia y la pobreza en África, Asia y Oriente Medio intentan entrar en la Unión Europea a través de Grecia. La mayoría hace el breve pero a menudo peligroso viaje desde la costa turca hacia islas griegas cercanas en botes hinchables. Otros intentan rodear Grecia en veleros abarrotados y yates que navegan directamente a Italia.

A principios de mes, al menos 27 personas se ahogaron en dos incidentes distintos. En uno, 18 personas murieron cuando el barco en el que habían zarpado de Turquía se hundió ante la isla de Lesbos, en el Egeo. En el otro suceso, un yate se hundió en una tormenta con unas 100 personas a bordo. Al menos nueve personas murieron y seis desaparecieron.

Frente a la costa de Italia, más de 900 migrantes rescatados por buques de ONGs en distintos operativos de los últimos días aguardaban en embarcaciones atestadas con la esperanza de que las autoridades les asignaran puertos de desembarco. Hasta ahora, el nuevo gobierno ultraderechista italiano se atiene a la política de gobiernos anteriores de no autorizar el desembarco inmediato de los migrantes.

El ministro del Interior del nuevo gobierno ha dicho que reprimirá a los buques sospechoso de ayudar a la inmigración irregular.

Por otra parte, 280 migrantes desembarcaron el martes en la diminuta isla italiana de Lampedusa. Cientos más fueron trasladados de los alojamientos para solicitantes de asilo a instalaciones más grandes en Sicilia o Italia continental.

___

Con información de la periodista de AP Frances D’Emilio desde Roma.