Doble revés para Biden: ni vacunación obligatoria para empresas ni reforma de acceso al voto

·1  min de lectura

La Corte Suprema asestó el jueves un golpe al presidente estadounidense, al bloquear su mandato de vacunación o prueba de detección de covid para empleados de grandes empresas. Además, Biden debió admitir que no tiene el apoyo legislativo necesario para aprobar leyes que facilitan el derecho a voto.

Con Xavier Vilà, corresponsal de RFI en Washington

La mayoría conservadora del tribunal supremo -6 votos contra 3- asesta un duro golpe a la lucha contra el coronavirus y prohíbe que la administración Biden imponga vacunas en empresas con 100 o más trabajadores.

Según el alto tribunal, los retos de la pandemia no justifican que el gobierno ejerza un poder que el Congreso no le ha conferido. La minoría progresista del supremo discrepa, y acusa a la mayoría de traspasar su poder al imponer tesis legales sobre las de expertos médicos.

Al mismo tiempo, el máximo tribunal de la nación validó la obligación de vacunación para los trabajadores de la salud en las instituciones que reciben fondos federales.

Biden se declaró "decepcionado" por la decisión de la corte de anular su orden de que las empresas con más de 100 empleados exijan vacunas contra el covid-19 o hagan pruebas de detección del virus a sus trabajadores.

"Estoy decepcionado de que la Corte Suprema haya decidido bloquear unos requisitos de sentido común (...) para los empleados de grandes empresas, que se basaban lisa y llanamente tanto en la ciencia como en la ley", dijo el presidente demócrata en un comunicado.

A todo esto, la frustración en la Casa Blanca se acumula porque -además- Biden concedió que no tiene el apoyo legislativo necesario para aprobar leyes que facilitan el derecho a voto.


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.